Miércoles 17.10.2018
La Opinión de
Luis del Val Periodista y escritor español

El catalán errante

Si dura poco la alegría en casa de los pobres, no te digo nada la fugacidad con que se presenta en casa de los prófugos. Apenas una...

Comisión de la verd... ¿qué?

En un magnífico ensayo de Jesús Pardo, titulado "El estado del malestar", cuenta el registro que la policía franquista llevó a cabo en...

Esquizofrenia secesionista

Para llegar a ser un secesionista de provecho, te dicen un día que Miguel de Cervantes Saavedra es catalán, y debes asumirlo, por mucha...

El trigémino del empleo

La neuralgia del nervio trigémino es la más dolorosa e intensa, hasta el punto de que no son pocos los que, en su desesperación, sopesan...

Las dos almas del PNV

Poseer dos almas siempre resulta muy práctico, incluso poseer varios principios, como ya nos enseñó el gran marxista, Groucho: "Señora,...

Habrá derramas

Cualquier propietario de un pequeño apartamento conoce que, cuando se reúne la comunidad de propietarios, los asuntos más difíciles de...

Vivir del paro

Miles de personas en España tienen trabajo gracias a los trabajadores que no tienen trabajo. En todas las autonomías hay departamentos y...

Sindicatos, políticos y robots

Hasta ahora los robots que conocemos son bastante primarios, como los cajeros automáticos. No obstante, su simple aparición ha causado...

Inquietante

Gracias a los esfuerzos e insistencia de Albert Rivera hemos suprimido uno de los principios básicos de la Democracia: la presunción de...

De espaldas al pueblo

Ellos se arrogan la auténtica representación del pueblo. El pueblo andaba despistado, con una desorientación evidente, hasta que...

El cansancio, claro

Mi conciencia profesional comenzaba a removerse, la notaba inquieta, ese sobresalto hormonal de todas las conciencias, e intuía que se...

El futuro, que espere

La globalización permitió que Europa recuperara las clases medias y la prosperidad económica. Ahora, la...

Autopistas y plutocracia

Como soy un defensor del capitalismo, y como tengo observado, desde la adolescencia, que las sociedades donde conviven el mayor...

Totalitarismo holandés

Holanda es un país admirable en muchos aspectos, y algunas de sus decisiones han abierto caminos de igualdad y de libertad. Pero...

¡Vivan los ricos del 2018!

No por motivos de estamento social, sino por meras razones laborales, he conocido a muchos ricos. Bastantes. Y los había...

Coser y cantar

Mi hijo Tíndaro, con el que incluso escribo cuentos y libros al alimón, fue alumno de un colegio tan europeo que le...

El futuro virtual

Quedará muy bien en las bodas, porque habrá tres posibilidades. La primera es que en el altar haya una pantalla de plasma,...

Cuento de Navidad

Hace muchos, muchos años, en un país llamado Cataluña, hubo un famoso Prófugo, que cruzó las...

Tráfico se equivoca

En la Dirección General de Tráfico llevan a cabo una labor encomiable, positiva, que afortunadamente no está sujeta...

Camioneros felices

Los burócratas y magistrados de la Unión Europea, quién sabe si a lo mejor influidos por el espíritu de la...

Fábrica del odio

Es imposible que leamos la noticia de que un británico ha matado a otro en Manchester o en Liverpool, porque llevaba unos...

Sijena, síntoma

Según el historiador Julián Casanova, el Archivo de la Guerra Civil Española, en Salamanca, era el sitio de paso...

Juguetes de género

Todos los años, cuando llegan las Navidades, florecen diversas campañas con objeto de que los niños jueguen con...
Artículo destacado

Ya no hay puertas giratorias

Durante mucho tiempo -y hay constancia de ello en el Diario de Sesiones del Congreso- se crítico de manera ácida y permanente lo que se denominó, en metáfora afortunada, "puertas giratorias". Un alto cargo, ministro o director general o subsecretario, al cesar en su función, se marchaba al sector del que procedía o a la empresa privada. Todos ellos quedaban bajo sospecha de si el nuevo…
LO + EN CLM24.ES