domingo 7/3/21

Análisis del agua, una medida de ley para proteger la salud de los ciudadanos

El Estado no ignora que el agua es uno de los medios más comunes de propagación de virus, hongos, bacterias y otros agentes patógenos que ponen en riesgo la salud de la población.

Por esta razón, ha establecido, mediante una serie de ordenanzas, que sea sometida obligatoriamente a diversos análisis de laboratorio que certifiquen que es apta para su consumo y para el uso industrial, agrícola y recreativo.

Calidad con certificación de laboratorio

Cualquier comunidad, empresa, finca o espacio donde se utilice agua, ya sea para consumo, uso industrial o recreativo debe garantizar su calidad.

Por tal razón debe contar con los servicios de un laboratorio de análisis de agua. Con el objetivo de cumplir con el Real Decreto 140/2003 y garantizar la salud pública, todos los responsables de suministrar agua de consumo de carácter público deberán preservar su calidad.

Así, Ayuntamientos, entidades privadas, industrias y comunidades de propietarios que utilicen aguas de abastecimiento propias deberán cumplir también con esta normativa. Para un correcto cumplimiento resulta necesario contratar la gestión de calidad y análisis de aguas a empresas externas especializadas como Innotec Laboratorios.

Trabajamos con análisis de distintos tipos de aguas, en función de su localización y uso.

Para consumo humano

Se analizan diferentes marcadores para determinar su calidad, tanto en el aspecto microbiológico, como el aspecto físico-químico.

El laboratorio trabaja con una metodología de análisis ajustada a lo establecido en la norma RD14/2003. En este estudio se toman muestras del grifo que usa el consumidor.

Asimismo, se analiza la red de distribución y los sistemas de depósito. De esta manera se garantiza que el agua potable mantiene su calidad en cualquier punto de su recorrido hasta su destino final.

Agua de riego

El laboratorio determina, a través de un análisis en el que se miden parámetros como alcalinidad y salinidad, si es apta para uso agrícola. Esto es especialmente importante para garantizar tanto el rendimiento del cultivo como la adecuada composición del suelo.

Agua de piscinas y spas

También se analiza la que se usa en los spas y en las piscinas. Al igual que el agua potable, esta es sometida a estudios biológicos, químicos y físicos, en cumplimiento con lo establecido en el RD 742/2013.

El objetivo de este estudio es evitar que la composición del líquido sea peligrosa para los usuarios y prevenir que se produzcan reacciones adversas o infecciones por bacterias u hongos.

Pozos

El agua de pozo tiene múltiples usos. Entre los más comunes está el consumo humano, para ganado, riego o uso recreativo. Si el pozo no es sometido a controles regulares, puede ser perjudicial para la salud.
Para evitar perjuicios en la población, animales o plantas es importante un análisis de acuerdo a lo estipulado en la norma RD 140/2003 .

Aguas residuales

Hasta las aguas residuales provenientes del uso industrial, agrícola o doméstico deben ser analizadas a fin de garantizar que estas no sean contaminantes para el medio ambiente.

Análisis para detección de legionella

Una de las mayores fuentes de contagio de la legionelosis es el agua y, más concretamente, los sistemas de distribución de agua sanitaria presentes en centros comerciales, hospitales, balnearios tipo SPA y hasta túneles de lavado de vehículos.

La propagación y contagio del virus es tremendamente sencilla porque sucede a través del aire contaminado con los llamados aerosoles que se forman en el agua contaminada por la bacteria legionella.

Debido a alto riesgo de propagación masiva que existe, el Gobierno establece una serie de medidas preventivas en su RD 865/2003 que incluyen la revisión de las condiciones de los sistemas de refrigeración de aparatos de aire acondicionado, piscinas y bañeras de hidromasaje de uso colectivo, sistemas de riego, fuentes, torres de refrigeración, condensadores evaporativos, humectadores e incluso sistemas de agua frío de consumo humano y agua caliente sanitaria.

El análisis de legionella en el agua  es un procedimiento muy riguroso que debe ser llevado a cabo por profesionales con años de experiencia en microbiología. El proceso empieza con la recogida de la muestra que se somete a un período de incubación de 10 días.

En el caso de aparecer colonias de la bacteria, se determina cuál es el serotipo, se elabora un informe con los resultados y las recomendaciones para su tratamiento y eliminación.

La legionelosis es una infección seria que tiene una tasa de letalidad de un 5 a un 30%, dependiendo de la gravedad de la enfermedad y del tiempo que se tarden en administrar los antibióticos al paciente.

Una de las enfermedades más comunes y que causa mayor número de muertes es la neumonía severa. Por esa razón, es vital la prevención para evitar brotes masivos y su inevitable propagación.
Un análisis temprano es muy útil para determinar si hay colonias de la bacteria presentes y tomar las medidas de saneamiento correspondientes.

Comentarios