Se destapa lo que no se sabe del acuerdo entre Bertín Osborne y Gabriela Guillén

El cantante admitió su paternidad ante el Juez este miércoles a las 12:55 de la mañana
En el fotomontaje de la revista SEMANA Gabriela Guillén y Bertín Osborne
photo_camera En el fotomontaje de la revista SEMANA Gabriela Guillén y Bertín Osborne

Según informa Beatriz Cortazar en Informalia, fue sobre la una del mediodía del miércoles cuando llegó a las redacciones un comunicado firmado por Bertín Osborne y Gabriela Guillén en el que parecía que se ponía fin a la batalla legal de la paternidad del bebe de la paraguaya.

La mano de Jose Luis López 'El Turronero' estaba detrás de ese comunicado donde el cantante "Bertín Osborne ha querido hacer público hoy el compromiso de dar el mejor futuro para el bebé que dio a luz Gabriela Guillén hace 5 meses, normalizando de esta manera la relación con la empresaria que fue en su momento pareja del cantante y mostrando la máxima responsabilidad con este menor", a lo que se añade que "ha considerado imprescindible poner fin a una situación que no era beneficiosa ni para la madre ni para el bebé", además de lamentarse por como se comportó cuando Gabriela estaba embarazada y las reacciones que tuvo que "no fueron las más adecuadas". "Quiere enmendar las mismas con hechos que permitan dar las mejores posibilidades al menor", añade el comunicado. Así, el presentador confiesa que "me equivoqué, y no quiero seguir haciéndolo. Gabriela se merece todo mi respeto y desde luego por encima de nosotros está un menor que tiene que crecer en armonía, alejado de cualquier polémica. Es una responsabilidad que asumo".

Hasta aquí parece que la historia terminaría con un "y fueron felices y comieron...", pero no es todo tan amigable como parece. De entrada porque en ningún momento se ha retirado la demanda de paternidad y el proceso sigue su curso. Una de las condiciones para emitir ese comunicado es que Osborne admitiera su paternidad ante el Juez y así lo hizo el miércoles a las 12:55 de la mañana cundo se recibió en el juzgado un escrito firmado por el letrado del artista donde se allanaba a la demanda y además se pedía el pagar las costas aduciendo que se había actuado de buena fe. Cinco minutos más tarde de enviar el escrito se mandaba el comunicado.

Sin que ni la propia Gabriela supiera que iba a llegar ese mismo día dado que se encontraba en plena sesión de masaje en su centro de belleza con una clienta que le animó a que respondiera a las muchísimas llamadas que estaba recibiendo en el teléfono. "Así me enteré. Bueno no pasa nada. Se ha cumplido lo que hablamos y ahora espero que todo esto se tranquilice y dejen de cuestionarme", me asegura Guillén.

Que Bertín se allane ante el juez no significa que se retire o paralice nada. De entrada porque en menos de una semana estaban emplazados para hacerse esas pruebas de ADN y al cierre de estas líneas Gabriela no había recibido orden del juzgado de anular esa cita. Por eso, mientras el Ministerio Fiscal que ampara los derechos del menor no diga lo contrario la modelo acudirá la próxima semana con su hijo a esa prueba y seguirá los pasos que se marquen desde el juzgado. Ahora ya es cuestión de lo que se demore la respuesta y los tiempos de los juzgados. Si Bertín no hubiera apurado hasta el final no habría hecho falta nada pero como su reacción ha sido casi in extremis pues será la Justicia quien dirá si hay que acabar el proceso o ya se escribe la resolución con la paternidad del hijo de Bertín Osborne en papel legal.

Como es de esperar esta reacción ha generado muchos rumores incluso se ha llegado a decir que Gaby y su bebé se hicieron la prueba el pasado 20 de mayo en un centro sanitario donde acudieron en el coche que conduce el chofer de 'El Turronero'. La propia Gabriela me desmiente tajante esa información y explica que ese día llevó a su hijo a urgencias por una infección de orina y tuvieron que realizarse unas analíticas. También me aclara que nadie ha hablado todavía de cómo será el acuerdo de manutención del menor y de lo que el padre tendrá que hacerse cargo. El hecho de que ahora vayan de la mano indica que es muy probable que no tengan que recurrir a sus abogados para determinar ciertos aspectos pero sí se quiere tener todo regulado por derecho para que el cumplimiento sea efectivo y real.

Ahora falta saber cuándo Bertín podrá coger a su hijo de cinco meses en brazos y que el bebé sienta el primer abrazo de su padre. Eso es en el fondo lo que más desea Gabriela quien no ha dudado en sacar sola a su hijo durante el embarazo y estos primeros meses pero con la certeza y tranquilidad de saber que su hijo tenía un padre y que la Ley está precisamente para estos casos.

Comentarios