La petición de Isabel Preysler a Tamara Falcó que no gustará nada a Íñigo Onieva

La marquesa de Griñón ha recibido una petición muy clara de su madre que afecta a Iñigo Onieva
En la imagen Tamara Falcó, Isabel Preysler e Iñigo Onieva en la inauguración de su nuevo restaurante
photo_camera En la imagen Tamara Falcó, Isabel Preysler e Iñigo Onieva en la inauguración de su nuevo restaurante

Según recoge OKDIARIO, Tamara Falcó vivió un intenso, pero emocionante 12 de junio. La marquesa de Griñón presentó su nueva colección primavera/verano para Pedro de Hierro junto al diseñador Nacho Aguayo. Cita que tuvo lugar en el restaurante Casa Salesas, el nuevo proyecto de su marido Íñigo Onieva que se encuentra exactamente en el cruce entre la calle Fernando VI y la calle Regueros (Madrid). 

La colaboradora, que ejerce como directora creativa de Pedro del Hierro & TFP by Tamara Falcó, concedió una entrevista hablando no solo de la moda, que es una de sus grandes pasiones, sino que, haciendo gala de su habitual naturalidad, hizo unas confesiones acerca de su posible maternidad.

Tamara Falcó se sincera sobre la maternidad

Han sido varias las ocasiones en las que Tamara Falcó ha asegurado que le gustaría ser madre. Además, los rumores sobre si la aristócrata está embarazada o no son constantes. Sin ir más lejos, hace unos días, Íñigo Onieva compartió una imagen con la marquesa tocándole el vientre y, de nuevo, se dispararon las habladurías sobre si estaban esperando un hijo.

«Es cíclico, el otro día me encontré a un vecino y me dio la enhorabuena», expresó Tamara, contando así que para ella no es ninguna novedad que piensen que se encuentra en plena dulce espera.

Además, en el marco de esta conversación, contó una divertida anécdota que vivió junto a su madre, Isabel Preysler, y que tiene relación con este asunto. «A mi madre le pasa todo el tiempo. El otro día me decía: ‘¡Espero ser la primera a la que se lo cuentas eh!’. Y yo le decía: ‘Bueno, primero a Íñigo, ¿no?’. Y ella: ‘No, no, primero a mí’», explicó en clave de humor a Vanity Fair. Una conversación que podría no gustar a Íñigo Onieva.

Tamara Falcó también insistió en que ella no tiene presión a la hora de ser madre. «Tengo muchísima fe y si tiene que ser, será y sino, pues hay muchas formas de ser feliz. Yo siempre he dicho que me encantan los niños y que quiero tener una familia, pero no creo que fuera una persona amargada si no se diera. Me estoy cuidando, estamos los dos sanos, estamos disfrutando mucho. Si viene bien, y sino, también», terminó diciendo.

Será el próximo 8 de julio, cuando Tamara Falcó e Íñigo Onieva celebren su primer aniversario como casados. Una boda que tuvo lugar en el palacio de El Rincón, situado en Aldea del Fresno, a las afueras de la capital, y a la que acudieron numerosos rostros de la crónica social de nuestro país. Tras convertirse en marido y mujer, la marquesa de Griñón y el empresario iniciaron su luna de miel por Sudáfrica y la Polinesia Francesa. Poco después, una vez regresaron a la rutina, Tamara confesó su deseo de ser madre.

De hecho, cabe destacar que, antes del enlace, Tamara indicó a la revista ¡Hola! que había iniciado un proceso con vitaminas naturales para quedarse embarazada: «Ya estamos abiertos. Creo que para después del viaje de novios». Tras estas declaraciones, Antonio Rossi reveló más detalles en El programa de Ana Rosa. «Se trata de un tratamiento vinculado a una fundación católica, Ciento por uno, que consiste en conseguir una mayor fertilidad a través de vitaminas, concentración, etc», expresó. «Es una red de expertos en naprotecnología en España. Nuestra misión es ayudar a los matrimonios con problemas para ser padres, poniendo la salud en primer lugar. Es una iniciativa social de la fundación que facilita un servicio integral a matrimonios con problemas de fertilidad», leyó el periodista desde la página web de la fundación.

Comentarios