Junta responde a Asaja, en contra de las limitaciones agrícolas para evitar incendios

La consejera de Desarrollo Sostenible pide a Asaja "sensatez" y avanza una app para prevenir incendios y compatibilizar el uso de maquinaria
La consejera de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez (c), ha presentado el libro ‘Insectos’, en el aula de Educación Ambiental del Vivero Central de Toledo
photo_camera La consejera de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez (c), ha presentado el libro ‘Insectos’, en el aula de Educación Ambiental del Vivero Central de Toledo

La consejera de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez, ha pedido a Asaja "sensatez" y ha avanzado que la Consejería ha establecido una aplicación informática con los que poder prevenir incendios y compatibilizarlo con el uso de maquinaria.

"En época de peligro alto de incendios, nadie, absolutamente nadie, debe colaborar debe de colaborar con la posibilidad de provocar un incendio forestal", ha advertido la consejera a preguntas de los medios.

Así, ha afirmado que la Junta trabaja con todas aquellas medidas preventivas que eviten, en la medida de lo posible, el que se provoque un incendio forestal. "Y en esas medidas de prevención hay una clave fundamental, y se llaman las personas, el factor humano".

"Nuestra obligación es minimizar los riesgos y la única forma de minimizar los riesgos, y sobre todo en periodo de peligro alto, es evitando el uso de maquinaria que pueda hacer que salte una chispa y provocar un incendio", ha sostenido.

Ha reconocido que en la provincia de Guadalajara hay "un cierto problema" de incompatibilidad porque es en la zona de Castilla-La Mancha donde más tarde se recogen las cosechas, coincidiendo "muchas veces" el peligro de incendio alto del Índice de Propagación de Incendios (IPP)justo cuando en la provincia tienen que hacer la cosecha de sus productos.

Una situación al que ha dicho que es sensible la Consejería por lo que ha tomado medidas ya el año pasado como disminuir el IPP para poder fijar el foco en diferentes zonas dentro del municipio y diferenciar un IPP de una zona a otra. "Esa flexibilidad ya la tenemos y además la tenemos regulada".

A ello ha unido que este año, como novedad, se ha presentado a las organizaciones agrarias una aplicación informática que va a permitir a los agricultores, una vez que incorporen los datos de cuando tienen que hacer su cosecha, darles autorizaciones de forma automática con las recomendaciones necesarias para que puedan cosechar.

"Otros años eso se hacía de forma manual con lo cual siempre había un decalaje y siempre había un tiempo que evidentemente hacíamos perder a nuestros agricultores", ha defendido la consejera, que ha añadido que hay instrumentos para minimizar los efectos de un posible incendio, por un lado, y por otro para intentar compatibilizar el uso de la maquinaria cuando es necesario para las labores agrícolas.

Es por todo ello por lo que ha pedido ser "sensatos y prudentes". "Nos jugamos mucho cuando tenemos un incendio forestal y sobre todo en determinadas zonas donde esos incendios en muchas ocasiones pueden ocasionar no sólo muchos daños materiales sino también daños humanos que tenemos que hacer todo el esfuerzo para minimizar".

Finalmente, la consejera ha recordado que será este lunes próximo cuando se presente la campaña de incendios forestales donde se explicará la planificación de la extinción así como la prevención para este año. "También se presentará oficialmente la campaña publicitaria que queremos lanzar en medios de comunicación para seguir recordando también la importancia de hacer un buen uso de nuestros entornos naturales y prevenir los incendios forestales".

ASAJA CONTRARIA A LAS LIMITACIONES

Asaja Castilla-La Mancha ha planteado varias propuestas a la Consejería de Desarrollo Sostenible sobre la nueva resolución que establecerá limitaciones temporales para disminuir el riesgo de incendios en el medio natural.

La organización agraria ha manifestado que "no permitirá" limitaciones a las labores agrícolas y ha advertido de su negativa a colaborar en la tramitación de autorizaciones a través de una supuesta aplicación informática, según han explicado desde la Consejería de Desarrollo Sostenible, pues, además de lamentar el exceso de burocracia para el sector, entiende que no resuelve el verdadero problema.

Desde Asaja CLM han explicado que hay que delimitar el concepto de "monte", ya que se entiende como tal una superficie ínfima, sobre todo, en la provincia de Cuenca y Guadalajara donde el monte se dibuja como un "sarpullido" en el mapa.

En esta línea, la organización agraria ha pedido que se traslade este asunto a la Administración nacional, pues debería establecerse una superficie mínima continua para que se considerara monte.

En opinión de la organización, se trata de un concepto muy subjetivo que es necesario definir para evitar, entre otros perjuicios, la indefensión de los agricultores ante posibles interpretaciones de un agente de autoridad.

En cuanto al uso de cosechadoras, la organización ha hecho referencia al artículo 48 de la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes, que establece que "la utilización de maquinaria y equipos en los montes y en las áreas rurales situadas en una franja de 400 metros alrededor de aquellos, cuyo funcionamiento genere deflagración, chispas o descargas eléctricas, salvo que el órgano competente de la Administración autonómica haya autorizado expresamente su uso o resulten necesarias para la extinción de incendios".

Conforme a este artículo, Asaja CLM ha recordado que las cosechadoras no generan deflagración, ni chispas, ni descargas eléctricas, por lo que no deberían imponerse prohibiciones a su uso.

La organización agraria ha insistido en que no pueden aceptar el Índice de Propagación Potencial de Incendios Forestales (IPP) que utiliza Castilla-La Mancha como herramienta para determinar el riesgo de incendio porque se ha comprobado, en años anteriores, que el índice no se ajustaba a la realidad estando los rastrojos verdes o pudiéndose cosechar en las provincias limítrofes mientras en esta región se limitaba.

También han criticado que "las normas coercitivas" no se aplican a otros sectores o situaciones con riesgo de incendio, poniendo como ejemplo el funcionamiento de los trenes o la celebración de algunas fiestas populares.

Como alternativa, la organización agraria ha planteado varias propuestas de cara al año que viene, como una medida de carácter voluntario para la prevención de incendios.

Por su parte, la consejería de Desarrollo Sostenible se ha comprometido a flexibilizar la normativa en la próxima resolución y, desde Asaja CLM, ya se están preparando las alegaciones pertinentes al nuevo borrador que regulará esta campaña.

El objetivo es poder cosechar también durante las horas centrales del día, siempre que el riesgo no sea extremo, y cumpliendo obligatoriamente algunas de las recomendaciones para evitar incendios, según ha informado la organización en nota de prensa.

Comentarios