Los agricultores de Castilla-La Mancha mantienen las movilizaciones y exigen un plan de choque

El Gobierno de Castilla-La Mancha pondrá en marcha un Comité de Coordinación para desarrollar medidas que den respuesta a las necesidades del sector agropecuario
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha reunido, en el Palacio de Fuensalida de Toledo, con organizaciones profesionales agrarias y Cooperativas Agroalimentarias de la región
photo_camera El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha reunido, en el Palacio de Fuensalida de Toledo, con organizaciones profesionales agrarias y Cooperativas Agroalimentarias de la región

Los agricultores de Castilla-La Mancha han decidido mantener las protestas por la situación actual del campo y han exigido al Gobierno regional un plan de choque con medidas "concretas" que se definirán en unas mesas de trabajo o comité de seguimiento que abrirán la próxima semana.

Así lo han indicado los representantes de organizaciones agrarias y de Cooperativas Agroalimentarias de la región en una rueda de prensa, tras reunirse con el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en el Palacio de Fuensalida en Toledo, sede del Ejecutivo autonómico.

De esta manara, el presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Castilla-La Mancha, José María Fresneda, ha señalado, en primer lugar, y para "despejar cualquier tipo de dudas", que las movilizaciones del sector agrario continúan y ha considerado que de la reunión con García-Page no se lleva "ningún compromiso efectivo".

No obstante, ha apuntado que lo único que ha quedado "más claro" en dicho encuentro es la creación de una mesa específica entre las organizaciones agrarias y las consejerías de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y de Desarrollo Sostenible como órgano de interlocución para abordar todas las cuestiones que afectan de manera directa a la gestión del Gobierno regional.

Con todo, Fresneda ha valorado que esta reunión "está bien", pero ha reclamado para el campo un plan de choque, sobre todo, para dar respuesta a la falta de liquidez de las explotaciones y agilizar el pago de las ayudas, así como abordar la gestión de las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) o los problemas de la agricultura ecológica.

Además, el líder regional de Asaja ha avanzado que solicitarán entrevistas también con los partidos del arco parlamentario en la comunidad autónoma y llevarán a cabo una concentración de tractores en Toledo este mismo mes de marzo.

A la espera de decisiones

En la misma línea, el secretario regional de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Ángel Estanislao Galve, ha incidido en que las movilizaciones continuarán porque el campo tiene un problema "tremendo" y están a la espera de decisiones del Ministerio y de Europa.

A nivel de Castilla-La Mancha, Galve ha valorado las mesas de negociación y trabajo planteadas, pero ha urgido a que las soluciones lleguen "cuanto antes" a los agricultores y ganaderos.

También el secretario regional de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, ha puesto el acento en que las protestas tienen que continuar porque necesitan el compromiso, de forma "clara e inmediata", de que se van a dar respuestas y soluciones a las reivindicaciones del campo.

Asimismo, Morcillo ha puesto el foco en asuntos de interés hídrico y ha solicitado que se ponga en marcha el Plan Especial del Alto Guadiana, que sea "ambicioso" y que deje de ser un "compromiso incumplido", al tiempo que ha precisado que "visto el presupuesto para lo de Doñana, aquí no podemos esperar mucho menos".

"Grandes avances" en el futuro inmediato

Por su parte, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Julián Martínez Lizán, ha admitido que el sector atraviesa dificultades en su desarrollo económico y que necesita soluciones, a la vez que ha respetado que continúen con las movilizaciones, si bien ha confiado en poder plasmar medidas a nivel regional después de "cuantas reuniones sean necesarias".

Martínez Lizán ha confiado también en que en el comité de seguimiento que han acordado crear a partir de la semana que viene puedan lograr "grandes avances en un futuro inmediato" y ha afirmado que el convenio regional para la liquidez de las explotaciones continuará con su implementación, con instrumentos financieros que va a poner a disposición el Ministerio y con fondos propios de la Junta de Comunidades.

De igual forma, ha dicho que es importante saber "en los próximos días" cómo va a afectar el plan de ordenación de las zonas ZEPA para la próxima campaña y que permita el desarrollo agronómico y ha aseverado que el Ejecutivo autonómico mantendrá las inspecciones o controles en diferentes estamentos de la cadena alimentaria que pueden derivar en sanciones.

Según el titular de Agricultura, "hace falta una transición, pero no una revolución", sino trabajar de manera "sensata, ordenada y con respeto a las normas" y, en este punto, ha pedido "paciencia" en la gestión de expedientes de ayudas porque con la nueva Política Agraria Común (PAC) hay que reorganizar el sistema para que los pagos sean lo más dinámicos posible. 

Reunión con Organizaciones Profesionales Agrarias y Cooperativas Agroalimentarias

Comentarios