Lunes 24.09.2018

El método ROPA como la nueva alternativa para que parejas de mujeres logren ser madres

Cada vez más mujeres que no pueden quedarse embarazadas encuentran nuevos métodos efectivos a cargo de avances tecnológicos médicos

Metodo ROPA
Metodo ROPA

Los tiempos cambian, así como los estereotipos y roles de género. La familia tradicional compuesta por hombre y mujer sigue siendo la predominante, sin embargo, han aparecido nuevas formas de pareja que cada vez son más frecuentes en el siglo XXI. Aunque aún existen muchos prejuicios entre las parejas homosexuales, cada vez son más aceptadas socialmente. Estas parejas, como cualquier otra, también desean tener hijos. En el caso de las parejas homosexuales masculinas el milagro es un poco más complicado, por lo que normalmente tienden a buscar un vientre de alquiler o la adopción. En cuanto a las parejas homosexuales femeninas, solían recurrir al caso contrario, inseminación de semen en una de ellas o adopción.

Sin embargo, la tecnología nos permite otorgar un milagro a mujeres que están en esas situaciones y que hasta ahora no se les había dado ninguna solución alternativa, sin contar con las ya nombradas. A causa de los métodos médicos tan avanzados, ya no es tan difícil cumplir los sueños de muchas personas que nunca habrían imaginado que la solución estuviera tan cerca.

Métodos de reproducción asistida o fecundación artificial

Existen varios métodos de fecundación o reproducción asistida para las parejas, o para mujeres de manera individual, que no pueden tener hijos. Las principales técnicas son tres:  la Inseminación Artificial y la Fecundación In Vitro, los cuales son más antiguos y conocidos socialmente; y el Método ROPA como nueva alternativa para parejas de mujeres.

La Inseminación Artificial consiste en introducir el semen seleccionado en el útero de la mujer que quiere engendrar. El aparato reproductivo femenino ha sido estimulado mediante la ovulación previamente. Este método realiza la fecundación, es decir, la conexión entre el óvulo y el espermatozoide, en vivo. Dicho de otro modo, el proceso tiene lugar de forma natural en el interior de la mujer, aunque el procedimiento haya sido provocado artificialmente. Es la forma más sencilla de fecundación, ya que no es necesario extraer el óvulo, sino que se depositan los espermatozoides y eso evita muchas complicaciones. No obstante, la probabilidad de éxito es de un 15%, lo cual no es un porcentaje muy alto. Es recomendable en parejas jóvenes, sin alternaciones de los miembros y que no lleven mucho tiempo intentándolo.

La Fecundación In Vitro tiene un proceso más completo. Se tiene que extraer el óvulo para que se fertilice en un laboratorio. Seguidamente se introducen los embriones en el útero de la mujer. Aunque luego el proceso tenga lugar dentro de los órganos reproductivos femeninos, la fecundación tiene lugar fuera de su cuerpo. Requiere una intervención quirúrgica, ya que la extracción de óvulos es un procedimiento complejo, por lo que tiene un coste mayor al método anterior. En cuanto a los resultados, tiene un 60% de probabilidad de éxito.

El Método ROPA, o como también es llamado ¨recepción de óvulos de la pareja¨ o ¨doble maternidad¨, es la nueva alternativa médica que existe para parejas de mujeres que han decidido tener un hijo juntas. La gran característica y peculiaridad de este método es que la Fecundación In Vitro es compartida entre las dos mujeres componentes de la pareja. El proceso se basa en los siguientes elementos. Una de las dos es la que está sometida a la estimulación ovárica, y, por tanto, aporta los ovocitos. Los óvulos se fecundan con espermatozoides del donante seleccionado. Cuando la fecundación ha tenido lugar, se introducen en útero de la otra mujer, la cual se encargará del embarazo y el posterior parto. En definitiva, el método ROPA es un tipo de fecundación in vitro en el que participan dos mujeres diferentes durante el proceso de fecundación. De modo que se entiende que la carga es compartida, ya que una se somete a la intervención quirúrgica para que sus óvulos sean extraídos; y la otra es la que gesta el bebé. La diferencia con la fecundación in vitro ¨tradicional¨ es que los óvulos extraídos suelen ser de una persona anónima, ya que la mujer en la que serán introducidos tiene algún problema para fecundar.

Procedimiento del Método ROPA

El tratamiento se basa en una serie de pasos que garantizan el éxito casi al porcentaje que lo hace el método de fecundación in vitro comentado anteriormente.

La estimulación ovárica es donde tiene lugar el tratamiento hormonal para estimular el óvulo. Seguidamente, se da paso a la punción folicular en la que se extraen los óvulos. Éstos se fecundan con espermatozoides de un hombre anónimo y se cultivan los embriones unos cuantos días. En la preparación endometrial, la mujer que se encargará de la gestación es tratada hormonalmente de forma diferente para adaptar su útero a la implantación de los embriones. Finalmente, tiene lugar a transferencia del embrión seleccionado.

Más información en vídeos 
Comentarios