García-Page invita a Feijóo a leerse las sentencias del Tribunal Supremo sobre el Tajo

- Destaca que el Tribunal de Cuentas avaló los contratos de Castilla-La Mancha durante la pandemia.

- Carga contra los "nuevos ultras" como Milei y cree que sus palabras en España requieren contestación.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha visitado un nuevo acelerador lineal en el centro oncológico ‘Genesiscare’ de Talavera de la Reina (Toledo)
photo_camera El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha visitado un nuevo acelerador lineal en el centro oncológico ‘Genesiscare’ de Talavera de la Reina (Toledo)

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha criticado que el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, diga que la política de reducir los trasvases responde a una "componenda política", declaraciones que le ha reprochado, y por las que le ha invitado a leerse las cinco sentencias del Tribunal Supremo que certifican esta reducción.

Desde Talavera de la Reina (Toledo), en su intervención en una visita al nuevo acelerador lineal en el centro oncológico 'Genesiscare', se ha referido a unas declaraciones de Feijóo en La Verdad de Murcia respecto a la política de reducción de trasvases del Gobierno central.

"Me parece que ha hecho unas declaraciones de verdad con las que no puedo coincidir lo más mínimo. Las dice en Murcia y por tanto eso matiza este interés de quedar bien en todos los sitios, que ayuda a quedar mal en muchos", ha aseverado.

A su parecer, dirigiéndose al presidente del PP, "no se puede decir sinceramente que el objetivo de reducir el trasvase responde a una componenda política".

"Le tengo que invitar a Feijóo a que se lea las cinco sentencias del Tribunal Supremo que nos ha costado Dios y ayuda conseguir. En este país no te regalan nada y hemos tenido que mendigar, pleitear e insistir hasta cinco sentencias para defender el agua", ha remarcado el presidente regional.

Si no quiere leer las sentencias, ha afirmado García-Page, "porque se le hacen farragosas", le ha recomendado que haga lo mismo con "las directivas europeas, la política y la estrategia europea de sostenibilidad para que entienda que los trasvases tienden a desaparecer en todos los sitios".

"Si aquí tuviéramos agua y salida al mar estábamos buscándo la desalación con desesperación, pero no vamos a desesperar en la lucha por el agua esté quien esté equivocado", ha afeado a Feijóo.

De su lado, el consejero de Fomento, Nacho Hernando, se ha referido al respecto en una rueda de prensa previa en Toledo, asegurando que las reivindicaciones de Castilla-La Mancha se rigen por "argumentos medioambientales".

"En la Península Ibérica desde hace 10 años llueve un 65% menos y el trasvase se nutre del agua que llueve o no llueve, y por lo tanto lo que no puede plantear nadie desde un punto de vista a largo plazo es que tanto Murcia como el resto del Levante dependen de un recurso tan precario", ha subrayado.

Según ha advertido al presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, "no se trata de un capricho de un gobierno de turno", sino de una "respuesta razonada y científica a un hecho irrefutable que es que en España cada vez llueve bastante menos".

Así, ha recordado que no hace mucho el trasvase tuvo unas obras de reparación que lo mantuvieron cerrado durante casi dos años. "¿Nadie bebió agua? ¿Nadie regó en el levante? Bebieron y regaron del agua de las desaladoras", ha advertido el consejero castellanomanchego.

"Lo que sí que en su día fue un criterio político, o quizá en ausencia de un criterio político, fue la decisión de construir un transvase durante la dictadura", ha apostillado Hernando.

AVAL DEL TRIBUNAL DE CUENTAS

En otro orden, el presidente regional ha destacado que el Tribunal de Cuentas ha certificado que Castilla-La Mancha fue la comunidad autónoma que mejores precios consiguió para el material sanitario durante la pandemia.

García-Page ha valorado asimismo que el Tribunal de Cuentas ha reconocido que "en el momento en que estaban desabrochadas todas las pautas de control", Castilla-La Mancha fue la región que realizó los contratos sanitarios "más escrupulosamente".

"Estábamos a lo que estábamos", ha reivindicado García-Page este martes, el mismo día que se ha sabido que finalmente no tendrá que comparecer el lunes 27 de mayo en la comisión de investigación del Parlament balear sobre la compra de las mascarillas en la etapa del Govern de Francina Armengol, según han decidido PP y Vox.

"NUEVOS ULTRAS" COMO MILEI

Por último, y de otro lado, el presidente de Castilla-La Mancha ha calificado al presidente de Argentina, Javier Milei, de "nuevo ultra", asegurando que sus afirmaciones acusando de "corrupción" a la mujer del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, han sido "inaceptables" y de "retórica delirante" y requieren una contestación. "Se está viendo una degradación de la vida política exagerada".

Así ha reaccionado a preguntas de los medios tras el acto en Talavera de la Reina, después de que el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, haya anunciado la retirada definitiva de la embajadora española en Buenos Aires, María Jesús Alonso, ante la ausencia de disculpas por parte del presidente de Argentina, Javier Milei, tras sus palabras hacia Begoña Gómez.

"Me da la impresión de que toda su retórica es bastante delirante. Habría que intentar sobre todo salvaguardar y dejar afuera los intereses de los empresarios y los intereses económicos, tanto de Argentina como de España, y que no se vean involucrados en discusiones políticas", ha afirmado.

A su juicio, "estos nuevos ultras que están apareciendo" como Trump o Milei, "además de ser radicales y además de ser populismo ultra, son de una mala educación extraordinaria".

Aunque ha señalado que las palabras del ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, hacia el presidente argentino fueron "inaceptables", sí ve diferencia en que Puente por lo menos "ha rectificado, al menos parcialmente".

"En España hay demasiado frentismo, demasiado maniqueísmo y, desde luego, en este ambiente es muy complicado avanzar. Yo desde luego intentaría salvaguardar al máximo la diferencia entre los intereses de la gente y los intereses de las empresas y de lo que son realmente los intereses políticos. Habría que intentar salvaguardarlo, pero es evidente que hay cosas que necesitan contestación y lo que dijo no tiene un pase, vamos", ha rematado.

Comentarios