Hallan muerto a puñaladas a un hombre en un piso: detenido el agresor, herido grave

La puerta estaba abierta y la víctima tendida en el suelo, cubierta de sangre y con múltiples puñaladas
Policía Nacional, patrulla, agentes, 
photo_camera Hallan muerto a puñaladas a un hombre en un piso: detenido el agresor, herido grave

Según recoge El Caso, la Policía Nacional está investigando la muerte violenta de un hombre ocurrida al mediodía en el barrio de Delicias de Zaragoza. Alrededor de las doce y media, los servicios de emergencias recibieron aviso sobre una posible muerte en uno de los pisos de la calle de Lastanosa. Hasta allí se desplazaron varias ambulancias y una dotación de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la policía española, y se encontraron la puerta de entrada abierta y la víctima tendida en el suelo, cubierta de sangre y con múltiples puñaladas. A su lado había otro hombre, herido grave, pero con vida, quien fue detenido como el presunto asesino y trasladado al Hospital Clínico de Zaragoza donde a estas alturas se encuentra ingresado.

Una pelea, posible motivo de la agresión mortal

La investigación todavía está abierta y aún no han trascendido muchos detalles, pero las primeras informaciones apuntan a una posible pelea entre los dos hombres, sin que se haya averiguado hasta ahora qué lo ha podido provocar. Tampoco se sabe con certeza la relación que tenían víctima y agresor, y los agentes de la Policía Científica están recavando pruebas e indicios en la escena que puedan aclarar estos puntos.

Por otra parte, el cuerpo, con varias heridas de arma blanca, ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Aragón (Imlcfa) para practicarle la autopsia una vez el Juzgado de Instrucción número 11 de Zaragoza, en funciones de guardia, autorizó el levantamiento del cadáver. De momento, el hombre herido que encontraron está ingresado en el hospital, recuperándose de sus heridas que, según parece, también habrían sido producidas por arma blanca.

Hace poco más de una semana que en este mismo barrio de Zaragoza, la policía encontró el cuerpo sin vida de un bebé de ocho meses escondido entre unos matorrales en un parque cerca del CaixaForum. Los investigadores detuvieron a la madre de la criatura poco después, quien confesó haber asfixiado a su hijo para que dejara de llorar.

Comentarios