Hallan el cadáver de un hombre cosido a puñaladas tirado en un camino de un pueblo

Macabro hallazgo: el cadáver del hombre ha sido hallado tirado en un camino a las afueras del pueblo
Hallan el cadáver de un hombre cosido a cuchilladas tirado en un camino de un pueblo
photo_camera Hallan el cadáver de un hombre cosido a cuchilladas tirado en un camino de un pueblo

Según recoge El Caso, la Guardia Civil investiga el asesinato de un hombre de 52 años que a primera hora de la mañana apareció cosido a cuchilladas en un camino a las afueras del municipio de Faura, en Valencia. Fue poco después de las nueve que unos vecinos que paseaban por la zona, a unos 500 metros del núcleo urbano, encontraron el cuerpo sin vida y alertaron a los servicios de emergencias. Hasta el lugar se desplazaron agentes del Grupo de Homicidios de la Guardia Civil, así como un forense y efectivos del laboratorio de Criminalística para inspeccionar el terreno buscando posibles pistas que ayudaran a aclarar el crimen.

Hacia la una y cuarto del mediodía, la comitiva judicial autorizó el levantamiento del cadáver, que fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Valencia a fin de que le practiquen la autopsia y se confirmen las causas de la muerte. Según detalla Levante-EMV, la víctima presentaba varias cuchilladas en el pecho, aunque no será hasta el examen del forense que se podrá determinar cuántas había. Por los indicios recogidos en el lugar donde se le encontró, lleno de restos de sangre y otros vestigios, todo apunta que aquel también habría sido el escenario del crimen. A estas alturas, los investigadores mantienen todas las hipótesis abiertas sobre la motivación del asesinato y quién hay detrás. El Juzgado de Instrucción 2 de Sagunt, en funciones de guardia, se ha hecho cargo del caso y ha decretado el secreto de actuaciones.

Conmoción en el pueblo por el asesinato de un vecino

La víctima, de nacionalidad española y con varios antecedentes policiales por pequeños robos, era un vecino de Faura muy conocido en el pueblo. Este sábado por la noche, pocas horas de aparecer muerto en medio de un camino, se lo había visto de fiesta en una verbena por la zona. Su asesinato ha dejado conmocionados a los vecinos de este pueblo de 3.500 habitantes a solo treinta kilómetros de Valencia.

Comentarios