Detenido por intentar matar al nuevo novio de su expareja a tiros en plena calle

El chico de 24 años detenido estaba esperando que salieran del local para dispararle
Detenidos un hombre y una mujer por la muerte de la madre de ella tras no socorrerla, Guardia Civil, agentes, patrulla, detenido, cadáver, asesinato, crimen, reyertas, violencia
photo_camera Detenido por intentar matar al nuevo novio de su expareja a tiros en plena calle

Según recoge El Caso, un chico de 24 años ha sido detenido por la Guardia Civil en la localidad de Armilla, en Granada, después de que intentara matar al nuevo novio de su expareja de un disparo en plena calle en este mismo municipio. Los hechos sucedieron minutos antes de las cuatro de la madrugada, cuando la víctima y la mujer salían de un establecimiento de hostelería de la localidad y se disponían a cruzar la calle por un paso de peatones. De repente, sin embargo, el hombre recibió un disparo en el hombro y cayó fulminado al suelo perdiendo mucha sangre, mientras el pistolero huyó deprisa.

Rápidamente, los testigos de los hechos alertaron a los servicios de emergencias y efectivos sanitarios se desplazaron hasta el lugar para atender a la víctima. Una vez pararon la hemorragia y lo estabilizaron, el hombre, de 38 años, fue trasladado en ambulancia hasta el hospital de Neurotraumatología de la Virgen de las Nieves de Granada, donde tuvo que ser intervenido quirúrgicamente y estuvo varios días ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Por su parte, la Guardia Civil abrió una investigación de los hechos y después de hablar con los testigos pudo identificar claramente al pistolero. Se trataba de la antigua pareja de su novia.

Un disparo desde 20 metros de distancia

Los investigadores inspeccionaron las diversas cámaras de seguridad de los establecimientos de la zona y comprobaron cómo el chico disparó un arma larga de fuego desde una distancia de unos 20 metros en línea recta de la víctima. Posteriormente, huyó y se escondió para que no lo encontraran. Sin embargo, las diversas gestiones del cuerpo policial han provocado que el hombre acabara saliendo de su escondite y se acabara entregando. Se le ha detenido acusado de ser el presunto autor de un delito de homicidio con arma de fuego en grado de tentativa y un delito de tenencia ilícita de armas. Ya contaba con antecedentes previos y todo parece indicar que lo habría hecho en un ataco de celos.

Comentarios