CCOO coloca la bandera arcoíris en su sede de Toledo para reivindicar el Orgullo

El sindicato ofrece sus locales para colgar las banderas LGTBI donde gobiernos PP-Vox lo impidan
CCOO coloca la bandera arcoíris en su sede de Toledo para reivindicar el Orgullo
photo_camera CCOO coloca la bandera arcoíris en su sede de Toledo para reivindicar el Orgullo

La central sindical CCOO ha colocado este miércoles la bandera arcoíris en su sede de Toledo para reivindicar su apoyo al colectivo LGTBi+, en un acto en el que ha significado la negativa del Ejecutivo municipal a colocarla en el Ayuntamiento.

El sindicato ha manifestado que habilitará su sede en todos los municipios donde "los gobiernos de PP y Vox están empeñados en ocultar e invisibilizar las discriminaciones, los ataques y los discursos de odio que siguen siendo una realidad cotidiana para las personas LGTBI+", según ha informado CCOO mediante nota de prensa.

El acto ha estado encabezado por la secretaria de Organización e Igualdad de CCOO Toledo, Mayte García, y ha contado con la participación de el presidente de la asociación Bolo-Bolo Castilla-La Mancha, Ricardo Vicente; la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Noelia de la Cruz, y su homólogo en el Grupo Municipal IU-Podemos, Txema Fernández.

"Las alianzas PP-Vox quieren devolver al colectivo LGTBI+ no ya al 'armario', sino al cajón donde guardan también la bandera que representa su dignidad y su orgullo", ha declarado la sindicalista.

En este sentido, ha puesto como ejemplo la localidad de Sonseca, "donde no sólo no va a ondear la bandera en el ayuntamiento, sino que tampoco se permite hacer ningún acto en locales municipales. Se harán en los de CCOO".

"Desde CCOO sabemos que es importante organizarse para erradicar la precariedad laboral, la discriminación y la falta de derechos que sufren en muchas ocasiones las personas del colectivo LGTBI en los centros de trabajo", ha declarado García. "Esta precariedad se frena con la organización sindical. CCOO, como sindicato, pone a su disposición todas las herramientas para hacer frente a las situaciones de acoso, orientar a las personas del colectivo y negociar medidas que promuevan la diversidad en las empresas, incluyendo por supuesto los protocolos frente al acoso LGTBIFobico, para conseguir entornos laborales seguros y diversos", ha destacado la secretaria de Organización y Mujer de CCOO Toledo.

Por su parte, el presidente de la asociación Bolo-Bolo Castilla-La Mancha, Ricardo Vicente, ha agradecido a CCOO, "en nombre del colectivo LGTBI de Castilla-La Mancha, que siempre nos apoya en este tipo de actos y siempre, siempre que lo necesitamos están ahí".

Vicente ha animado a la ciudadanía a participar en la Semana 'Toledo Entiende', que arranca este viernes, y en la manifestación del sábado, "más necesaria que nunca"; y ha cuestionado la negativa del equipo de Gobierno del PP y VOX de Toledo a colocar la bandera arco iris en el Ayuntamiento.

"Dicen que no lo hemos solicitado y es mentira, llevamos hablándolo meses. Dice Inés Cañizares que es porque la bandera no representa a toda la población, cosa con la que estoy en desacuerdo porque también el colectivo heterosexual está representado en esa bandera", ha afirmado Vicente. "Es una bandera en la que se nos demuestra el cariño y el apoyo de todos, pero a lo que se ve son muy pocos los que no nos apoyan, la parte del gobierno municipal que está en minoría", ha añadido.

La portavoz socialista, Noelia de la Cruz, ha ratificado el apoyo de su partido al colectivo LGTBI y ha indicado que también en su sede han desplegado la bandera arcoíris porque creen que es importante la sensibilización y visibilización del colectivo, frente a la actitud de PP y Vox.

Noelia de la Cruz, ha lamentado que Toledo esté siendo noticia nacional por el retroceso en derechos y libertades por segundo año consecutivo. "Este es el resultado de la entrada a las instituciones de la ultraderecha arropada por la derecha española, el Partido Popular", ha declarado en este sentido.

Por su parte, el concejal de IU-Podemos, Txema Fernández, ha criticado que por segundo año consecutivo no se coloque la bandera en el Ayuntamiento porque "el gobierno de derechas impone su dictadura ideológica".

Fernández ha denunciado que el equipo de gobierno ha impedido incluso debatirlo en junta de portavoces y lamentó que haya sido la parte minoritaria de ese gobierno, "la más fascista y homófoba" la que haya decidido impedir que el símbolo de la lucha del colectivo LGTBI esté "en la casa del pueblo", como sí lo están en sus fechas respectivas las banderas de la lucha contra el cáncer o contra la siniestralidad laboral.

Comentarios