CCOO insta a Junta a recuperar la reducción de jornada lectiva a partir de 55 años

CCOO-Enseñanza Castilla-La Mancha entrega al director general de Recursos Humanos de la Consejería más de 7.000 firmas de docentes recogidas en apenas tres meses para reclamar la reversión de este recorte de Cospedal
CCOO entrega 7.000 firmas a Junta para recuperar el derecho de docentes mayores de 55 años a reducir su jornada lectiva
photo_camera CCOO entrega 7.000 firmas a Junta para recuperar el derecho de docentes mayores de 55 años a reducir su jornada lectiva

La secretaria general de CCOO-Enseñanza en Castilla-La Mancha, Ana Delgado, ha entregado este martes al director general de Recursos Humanos de la Consejería de Educación, José Manuel Almeida, un escrito respaldado por las firmas de más de 7.000 docentes de la región para reclamar la recuperación inmediata del derecho del profesorado mayor de 55 años a reducir voluntariamente su jornada lectiva sin que ello conlleve pérdidas retributivas.

Hasta 2012, las órdenes de organización y funcionamiento de los centros de Enseñanza de la región establecían que "el profesorado de edades comprendidas entre los 55 y 59 años dispondrá de una reducción de tres períodos lectivos, sustituyéndola por tareas que redunden en la mejora del servicio educativo y en el desarrollo del proyecto educativo del centro".

"Esta medida fue eliminada por el Gobierno de Cospedal y los posteriores gobiernos de García-Page continúan sin recuperarla", han lamentado desde CCOO en nota de prensa.

La actual regulación de organización y funcionamiento de los centros educativos de Castilla-La Mancha, publicada en junio de 2022, solo recoge la reducción de la jornada para personal educativo mayor de 55 años con reducción proporcional de retribuciones.

CCOO-Enseñanza lleva años reclamando la reversión de este "recorte Cospedal", cuyos efectos "son impactantes: Castilla-La Mancha tenía en 2009 el profesorado más joven de todas las comunidades autónomas de España, pero quince años después es una de las regiones con más profesorado de mayor edad del país". Según alegan, por cada docente menor de 30 años hay cinco que superan los 50.

El pasado mes de enero, el sindicato presentó un detallado informe sobre la evolución de la composición de las plantillas de docentes en la Comunidad Autónoma por tramos de edad y puso en marcha una campaña de recogida de firmas a la que se han sumado ya más de 7.000 docentes.

La secretaria general de CCOO-Enseñanza hubiera querido entregárselas al consejero de Educación, Amador Pastor, por lo que a finales de marzo solicitó la correspondiente reunión. "Pero mes y medio después, el señor Pastor aún no ha encontrado hueco en su agenda, por lo que finalmente ha sido el responsable de Recursos Humanos quien ha recogido el escrito y las firmas".

En la reunión ha participado también Ana Belén Sanroma, responsable de Pública docente no universitaria de CCOO-Enseñanza Castilla-La Mancha. El sindicato y las y los docentes que respaldan su petición solicitan "iniciar ya la negociación de la recuperación de la reducción de jornada lectiva sin pérdida de retribuciones para el profesorado mayor de 55 años".

El escrito añade que esta reducción debe aplicarse "a todo el personal docente de forma directa, a petición del interesado, independientemente de sus circunstancias administrativas: personal interino, en prácticas, expectativas de destino, medias jornadas", y que las reducciones horarias "estén desvinculadas de las circunstancias del servicio".

Finalmente, subraya que "la reducción de la jornada lectiva para personal mayor de 55 años no debe suponer un aumento de la carga de trabajo para el resto del profesorado", por lo que "se requiere contratación de personal y ampliación de plantillas".

De acuerdo con los datos del sindicato, esta medida supondría la incorporación de más de 860 docentes, "que previsiblemente serían mayoritariamente jóvenes, con el consiguiente rejuvenecimiento del conjunto del colectivo".

"Confiamos en que la Consejería atienda de una vez esta reivindicación, que nos abriría una perspectiva mucho más positiva en cuanto a la edad y el rejuvenecimiento de las plantillas, entre otras cuestiones. No podemos obviar la salud en el trabajo, a medida que las personas envejecen es importante cuidar esta parte, la docencia es una actividad altamente exigente, agotadora y estresante", ha concluido.

Comentarios