Guarinos cuantifica en un 77% el grado de cumplimiento del programa de Gobierno

En el primer año de mandato al frente del Ayuntamiento de Guadalajara, donde gobierna el PP con Vox
Rueda de prensa de la alcaldesa de Guadalajara, Ana Guarinos, para evaluar su primer año de Gobierno municipal - EP
photo_camera Rueda de prensa de la alcaldesa de Guadalajara, Ana Guarinos, para evaluar su primer año de Gobierno municipal - EP

La alcaldesa de Guadalajara, Ana Guarinos, ha hecho balance del primer año de mandato al frente del Ayuntamiento, donde gobierna el PP con Vox, y ha afirmado que la ejecución del programa de Gobierno alcanza ya un grado de cumplimiento "de los compromisos asumidos o en grado de cumplimiento" del 77%, y cree que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha "fallado" a la capital al no cumplir con lo que había comprometido por su parte con la ciudad, como es el caso del proyecto de la Estación de Autobuses.

Junto al resto de su equipo de Gobierno, la alcaldesa de a capital ha realizado un repaso pormenorizado por las actuaciones realizadas en las distintas áreas municipales, resaltando los proyectos ejecutados o en vías de ejecución en estos 365 días de mandato frente, todo ello pese a contar con una oposición (PSOE y Aike) - que se ha caracterizado desde el primer día por la "descalificación permanente, la falta de colaboración y de cortesía y la crispación".

Una comparecencia en la que la regidora ha aprovechado para remarcar también que si bien se les acusó por parte de algún medio de comunicación de haberse subido el sueldo nada más llegar, ahora hay dos sentencias que le han obligado a rectificar porque "eso es falso", ha señalado Guarinos, quien a preguntas de los periodistas ha rehusado a ponerse nota sobre este primer año de mandato por entender que es algo que deben realizar los propios ciudadanos.

En una rueda de prensa extensa y detallada, la regidora ha asegurado que pese a tener una oposición más centrada en la crispación que en otras cosas, el Gobierno que ella preside sigue avanzando para "poner orden político" en la gestión municipal con una forma diferente de trabajar que ha traído a la ciudad "estabilidad, dinamismo y más ilusión", dejando atrás un periodo en el que "se anunciaba todo y todo quedaba por hacer", ha precisado, en clara alusión al mandato del socialista Alberto Rojo.

Y si en algo ha querido poner el acento la alcaldesa, eso ha sido en los "desvelos y preocupaciones" que les generó nada más llegar al Gobierno la situación económica en la que se encontraron el Ayuntamiento y los servicios públicos, con un "agujero" de más de 20 millones de euros --ha reiterado--, así como facturas sin pagar, obra pública "paralizada" y fondos europeos "descuidados". Guarinos ha pedido a Rojo que asuma de una vez que está en la oposición y que de una explicación sobre la situación de "manga por hombro" en la que dejó el Consistorio.

"Hemos pasado de la paralización al dinamismo y de la palabra y los anuncios a los hechos", ha subrayado la alcaldesa, asegurando que durante todo este año han trabajado con "humildad", han salido a la calle y han escuchado a la gente, por lo que tiene la conciencia "muy tranquila", remarcando igualmente que todo ello, además, lo ha realizado sin escolta.

Pero si bien los primeros meses de mandato no fueron fáciles por el desorden que encontraron en las cuentas y los servicios públicos debido a que su predecesor había manejado un Presupuesto "ficticio y engañoso" y gastándose todos los ahorros que había. Sin embargo, en su comparecencia ha asegurado también que ahora las cuentas son "rigurosas" y que han puesto también en marcha un servicio de inspección tributaria.

Tras repasar algunos de los proyectos ejecutados o en camino de ello en las diferentes áreas, desde la obra pública, inversiones hidráulicas, vivienda en alquiler o venta, deportes o cultura, ha puesto especial énfasis en la deuda que aún tiene la Junta de Comunidades con la ciudad con respecto al Fuerte de San Francisco, insistiendo en que es un compromiso pendiente desde hace más de 20 años que debe afrontar el Gobierno de Emiliano García-Page y que pasa por la rehabilitación de este espacio de la ciudad.

Pero no ha sido el único incumplimiento que la alcaldesa ha recriminado a García-Page, incluyendo también entre ellos la rehabilitación de la Estación de Autobuses, de lo que tampoco "se ha hecho nad"a. "Sólo tenemos un nuevo compromiso incumplido de Page", ha remarcado mientras que en materia de Cultura ha vuelto a defender una cultura sin etiquetas, de apoyo a las asociaciones y asegurando que ha incrementado la convocatoria de ayudas públicas y que están pendientes de que les concedan una subvención para el alcázar.

La alcaldesa también se ha marcado en su agenda la necesidad de que desde la Junta se rehabilite el Ateneo antes de que se caiga y ha pedido una solución para el Edificio Negro. Siguen apostando por la feria taurina de la ciudad y en cuanto al problema de la ocupación ilegal de viviendas, ha insistido en que esto no es un derecho sino un delito, habiendo actuado ya en algún caso en Guadalajara capital y en el barrio pedáneo de Taracena.

El deporte es también para este equipo de Gobierno una prioridad, y en esta línea, ha destacado que Guadalajara ha vuelto a recuperar el sello como ciudad deportiva que nunca debió dejar de tener así como sus grandes eventos, y ha reafirmado el compromiso de su Corporación de construir un Centro y Parque de Ocio en la zona de Aguas Vivas.

En cuanto a los servicios sociales, ha abundado en la importancia otorgada a la política centrada en la familia y en las personas y también en la maternidad, cuantificando la inversión en materia social en 14,3 millones, lo que representan el 15% del Presupuesto.

La regidora de Guadalajara cree que a pesar de haberse hecho mucho, también quedan cosas por hacer, pero ha asegurado no les falta compromiso ni ilusión para seguir en ello.

"HA HABIDO BUEN ROLLO"

En nombre de la formación Vox ha tomado la palabra su portavoz, Víctor Juan Morejón, quien se ha mostrado satisfecho con el acuerdo de Gobierno con el PP y con la forma de gobernar en este primer año de legislatura. "Ha habido buen rollo", ha dicho.

Ha reconocido, no obstante, que ha habido algún momento de fricción o discrepancias con el PP al tener que adoptarse decisiones difíciles y que ellos no contemplaban en su programa electoral como fue la subida del IBI, y ha justificado su posición de apoyo en situación económica que se encontraron, remarcando, sin embargo, que si bien hubo que llegar a un acuerdo porque "la coherencia se debe imponer a la insensatez", ha advertido que cuando la situación mejore se bajará este impuesto.

Para Morejón, "lo más peligroso" es que desde el Grupo Municipal del PSOE no se reconozca ahora que se equivocaron cuando gobernaron porque con ello están volviendo a decir que si vuelven a gobernar un día, volverían a actuar igual y "Guadalajara no se merece malos gobernantes", ha subrayado a la par que ha criticado a García-Page por dejar de ser "el aliado" de la ciudad, en alusión a su falta de compromiso con proyectos como la Estación de Autobuses, la rehabilitación del Ateneo o el Fuerte de San Francisco, asuntos que a su juicio "se ha guardado" ahora "en el cajón", "frenando en seco" cualquier inversión.

Así, Morejón ha pedido al presidente de Castilla-La Mancha que reconsidere su postura y que demuestre que es "ecuánime" en la defensa de los intereses de la región porque de no hacerlo, "no lo olvidaremos", ha concluido.

Comentarios