Alarma y especulaciones sobre el verdadero estado de la reina Sofía: las 'señales'

La Emérita cumple su quinto día ingresada en el hospital y algunas 'señales' enviadas por la Casa Real dejan motivos para la preocupación. Se disparan los rumores sobre la querida monarca
Filtran la conversación secreta del rey Felipe y su madre la reina Sofía sobre la Infanta Cristina
photo_camera En la imagen de archivo el rey Felipe VI junto a su madre la reina Sofía

Según recoge EsDiario, desde que diera a luz por última vez, hace 56 años cuando nacía el ahora Rey Felipe VI, la Reina Sofía no había ingresado en ningún hospital. Como les venimos contando en ESdiario, desde el pasado martes 9 de abril por la noche la Emérita reina permanece ingresada en la Clínica Ruber de Madrid aquejada, según diagnóstico emitido por la Casa Real pero no así por el centro médico, de una infección del tracto urinario.

La Reina había asistido días antes (el sábado 6 de abril), con toda normalidad, a la boda del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida y Teresa -Urquijo, familia directa del Rey Emérito.

El pasado miércoles 10, Doña Sofía recibía la visita de su hijo, el Rey, en la clínica. Horas después lo hacía la Infanta Elena. El monarca decía a los medios allí presentes que su madre estaba "bien y tranquila" y su hija mayor evitaba dar información sobre el estado de salud de la Reina.

Desde La Zarzuela se insistía, e insiste, en que el estado de salud de la esposa del Rey Juan Carlos I es bueno y que su evolución en favorable. Pero aunque se informa a diario, el hermetismo es lo que impera ahora mismo porque en realidad nada se ha informado, más allá de ese diagnóstico, sobre el verdadero estado de salud de la Reina Emérita.

ESdiario les contaba en exclusiva este jueves 11 que fue la altísima fiebre que sufría Doña Sofía esa noche el síntoma que hizo saltar las alarmas en la Casa Real. El médico de guardia en esos momentos en Palacio se puso en contacto con el jefe de los servicios médicos de Zarzuela y convinieron el traslado urgente de la Reina Emérita en vehículo medicalizado a la Clínica Ruber, centro médico que ya había sido avisado con anterioridad del traslado. Doña Sofía rozaba los 40 grados de temperatura.

Pese que se había insistido en que el mismo miércoles Sofía de Grecia podría recibir el alta médica hospitalaria lo cierto es que ese hecho no se ha producido y ello ha disparado las especulaciones.

Dos motivos para especular sobre la Reina Sofía

Tal y como ha comprobado este diario, las redes especulan y mucho sobre el verdadero estado de salud de la Emérita e incluso en algunas plataformas se influencers indican que Doña Sofía estaría muy grave. 

A disipar estos rumores no ayudan dos cuestiones. La primera, es que el hospital no emite parte médico alguno y es la Casa Real quien se encarga de informar por encima. Sin entrar en detalle. Otro hecho que ha contribuido a disparar los rumores es la visita sorpresa que realizaron a última hora del jueves los Reyes Felipe y Letizia al hospital. Algo que no estaba previsto y que, además, se produjo con premura ya que los Reyes se acercaron a la Ruber nada más aterrizar de un viaje institucional a Canarias.

Lo cierto es que la afección de la Reina Sofía es delicada y más para una persona de riesgo por su edad, 85 años. 

Los médicos están obligados a hacer remitir la infección que generalmente sólo afecta a la uretra y la vejiga. El tratamiento debe ser antibiótico. La fiebre es un indicativo de que la infección todavía sigue en curso y de ser persistente el principal riesgo es que se extienda a los riñones, provocando una pielonefritis, que puede llevar a un daño renal permanente y pérdida parcial de la función renal, o, incluso, a una septicemia. Es decir, una infección multiorgánica y generalizada que puede provocar consecuencias fatales, hasta el fallecimiento de la persona. 

Comentarios