La Junta apoyará el congreso Olive Oil World Congress a través de 'Campo y Alma'

La directora general de Producción Agroalimentaria y Cooperativas ha subrayado el protagonismo del aceite de oliva en Castilla-La Mancha, que ya se ha convertido en la segunda comunidad autónoma en superficie y producción de aceite de oliva de España y en una de las más importantes de Europa
La directora general de Producción Agroalimentaria y Cooperativas, Elena Escobar, en la jornada 'Aceite de oliva: el reto del etiquetado nutricional'
photo_camera La directora general de Producción Agroalimentaria y Cooperativas, Elena Escobar, en la jornada 'Aceite de oliva: el reto del etiquetado nutricional'

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a apoyar el Olive Oil World Congress, que se celebrará en Madrid del 26 al 28 del próximo mes de junio, en el que la Junta será patrocinadora a través de la marca 'Campo y Alma'.

Así lo ha avanzado la directora general de Producción Agroalimentaria y Cooperativas, Elena Escobar, en la jornada 'Aceite de oliva: el reto del etiquetado nutricional' celebrado este martes, un foro sobre el aceite de oliva que se encuadra en los actos previos al Olive Oil World Congress, en el que ha estado acompañada por el coordinador general del congreso, Ricardo Migueláñez, y la delegada provincial de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Elena Martín.

En este mismo acto, la directora general ha subrayado el protagonismo que ha alcanzado el sector del aceite de oliva en Castilla-La Mancha, "que ya se ha convertido en la segunda comunidad autónoma en superficie y producción de aceite de oliva de España, y también una de las más importantes a nivel europeo", de hecho, en la región hay en estos momentos más de 80.000 olivicultores y 450.000 hectáreas de superficie, similar a la del viñedo.

Elena Escobar también ha destacado que, desde la región, no solo se produce aceite en cantidad sino en calidad y así lo atestiguan las cuatro Denominaciones de Origen que hay en la región, que son Campo de Calatrava, Campo de Montiel, Alcarria y DOP Montes de Toledo, todas ellas avaladas por la marca de garantía Campo y Alma.

Además, "vamos a seguir avanzando para, en esta legislatura, conseguir desde Castilla-La Mancha tener alguna denominación de origen más, sobre todo en la provincia de Albacete, que ahora mismo no cuenta con ninguna", ha señalado Escobar.

Respecto al cierre de esta campaña en Castilla-La Mancha, la directora general ha confirmado que el dato de producción final a 29 de febrero es de 107.400 toneladas de aceite de oliva, un 60 por ciento más que el pasado año. Este dato supone el 13% del total del aceite producido en España, que asciende a 829.515 toneladas.

"Acabamos de terminar prácticamente la campaña. Al final, aunque la previsión no era tan positiva, la campaña ha finalizado bien con una producción de 107.400 toneladas, un cuatro por ciento inferior a la media de los diez últimos años que se sitúa en las 111.000. Por tanto, valoramos que ha sido una campaña buena, que están en buenos precios tanto la aceituna que ha cobrado el agricultor como la venta actual del aceite, y esto nos va a permitir afrontar el futuro de este sector con cierto optimismo", ha explicado la directora.

En el transcurso de la jornada, y ya en la mesa redonda dedicada a los retos del etiquetado nutricional, las cuatro personas que han participado han abordado cuáles son esos retos desde su punto de vista y ámbito de trabajo tanto en España como en el resto del mundo, planteándose cuestiones como si el etiquetado nutricional ha ayudado al consumidor a ser más consciente de las bondades saludables del aceite de oliva.

Comentarios