La inflación repunta en Castilla-La Mancha en marzo al 3,3% y en los alimentos, al 4,4%

A nivel nacional, el IPC escala al 3,2% en marzo y el precio de los alimentos modera su crecimiento al 4,3%
precios, inflación, frutería, alimentos, alimentación, IPC, compra, supermercado, frutas, verduras, 
photo_camera La inflación repunta en Castilla-La Mancha en marzo al 3,3% y en los alimentos, al 4,4%

El índice de precios de consumo (IPC) repuntó en marzo en Castilla-La Mancha el 3,3 por ciento anual y, en el caso de los alimentos y bebidas no alcohólicas, se registró con un alza interanual del 4,4 por ciento en la región.

En relación con el mes de febrero, los precios aumentaron en Castilla-La Mancha un 0,7 por ciento y, en el caso de los alimentos se registró una bajada del 0,1 por ciento, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el conjunto de España, el índice de precios de consumo (IPC) subió en marzo al 3,2 por ciento interanual, cuatro décimas más que el mes anterior, por el encarecimiento de la electricidad, mientras que la inflación de los alimentos se recortó un punto, hasta el 4,3 pro ciento, lo que supone la tasa más baja desde hace más de dos años.

El INE ha confirmado el dato de inflación adelantado hace dos semanas, cuyo repunte se debe a la subida del precio de la electricidad, después de que el IVA del recibo de la luz haya pasado del 10 por ciento al 21 por ciento en este tercer mes del año.

Por provincias castellanomanchegas, los precios subieron en marzo, con respecto a febrero, en las cinco: Albacete (0,6 por ciento), Ciudad Real (0,9 por ciento), Cuenca y Toledo (0,6 por ciento) y Guadalajara (0,7 por ciento).

Y en relación con marzo del año pasado, el IPC repuntó también en las cinco provincias: Albacete (3,8 por ciento), Ciudad Real (3,5 por ciento), Cuenca (3,1 por ciento), Guadalajara (2,7 por ciento) y Toledo (3,4 por ciento).

En tasa mensual, los precios solo bajaron en Castilla-La Mancha en los alimentos y las comunicaciones, también una décima; subieron en el resto de grupos, excepto en medicina y enseñanza, en donde se mantuvieron estables.

El IPC en marzo subió más, respecto a febrero, en vestido y calzado (2,5 por ciento), vivienda (2,4 por ciento), ocio y cultura (1,6 por ciento) y hoteles, cafés y restaurantes (0,9 por ciento).

En comparación con el mes de marzo de 2023, los grupos más inflacionistas fueron los de hoteles, cafés y restaurantes, con una subida del 5,6 por ciento, seguido de los alimentos y bebidas no alcohólicas (4,4 por ciento), las bebidas alcohólicas y el tabaco (4,2 por ciento), la enseñanza (3,3 por ciento), el transporte (3,0 por ciento), ocio y cultura (2,9 por ciento) y medicina (2,5 por ciento).

También se registraron subidas en el resto de grupos: vestido y calzado, y vivienda (1,4 por ciento); menaje (1,2 por ciento); y comunicaciones (0,6 por ciento).

El IPC registró tasas anuales positivas en todas las comunidades autónomas en marzo y Extremadura presentó la más elevada (3,6 por ciento) y La Rioja la más baja (3,0 por ciento).

"MARGEN DE SOBRA" PARA SUBIR SALARIOS

En el contexto actual de normalización de la inflación, CCOO Castilla-La Mancha manifiesta la necesidad de que los salarios sigan avanzando para que los trabajadores y trabajadoras recuperen el poder adquisitivo perdido en los últimos años.

La secretaria regional de Acción Sindical de CCOO, Nunzia Castelli, insiste en hacer un llamamiento a las patronales para subir los salarios de los trabajadores y trabajadoras, ha informado el sindicato en nota de prensa.

Desde el sindicato "haremos todo lo que esté en nuestras manos para conseguir un reparto más equitativo de la riqueza que se produce gracias al esfuerzo y al trabajo de las personas trabajadoras".

"Ante el espectacular aumento de los beneficios empresariales y las buenas previsiones de crecimiento de la economía española es de justicia que se redistribuya esta riqueza a través de la negociación colectiva y con tablas salariales que permitan la recuperación del poder adquisitivo", afirma Castelli.

Comisiones Obreras ha elaborado un informe en el que se analizan los datos del Observatorio de Márgenes Empresariales, con beneficios empresariales en máximos históricos, de modo que las empresas están en situación de afrontar subidas salariales, tienen margen de sobra para asumir un incremento de los salarios que como mínimo permita recuperar el poder adquisitivo perdido, sin riesgo de generar tensiones inflacionarias.

Para el sindicato se trata de una cuestión de justicia social y también de eficacia económica, pues una economía más equilibrada es más resiliente, garantizando un mayor bienestar y mejores condiciones de vida para las personas, como evidencian algunas de las políticas que se han puesto en marcha en los últimos años.

Las empresas, añade, en la gran mayoría de ramas de actividad, han registrado niveles récord de márgenes y tasas de rentabilidad en los años 2022 y 2023, muy superiores a los de antes de la pandemia.

Asimismo, subraya que entre 2018 y 2023 los márgenes empresariales absolutos han aumentado en el conjunto del país un 64%. "Los datos ponen de relieve que las empresas han sido capaces de defender e incluso de aumentar sus márgenes pese al contexto de subida de los costes, y lo han hecho trasladando este incremento al resto de la economía y de la sociedad, generando mayores presiones inflacionarias".

Finalmente, apunta que los márgenes han crecido dos veces más que los salarios, que han perdido cuota en el reparto del valor añadido generado en la economía, pasando del 52% en el año 2028 al 46% en 2023.

"IMPRESCINDIBLE" SUBIR SALARIOS

Por su parte, la secretaria de Política Sindical y Empleo de UGT Castilla-La Mancha, Isabel Carrascosa, ha mostrado su preocupación por los datos del Índice de Precios al Consumo y ha subrayado la necesidad de seguir protegiendo el poder adquisitivo de los hogares, por medio de seguir impulsando el crecimiento salarial en los convenios.

De igual modo, ha informado el sindicato en nota de prensa, ha lamentado el anuncio del Banco Central Europeo de mantener los tipos de interés.

"Recibimos muy negativamente la decisión del BCE de mantener los tipos de interés. Tanto en España como en la Zona Euro la inflación se ha moderado notablemente en los últimos meses, por lo que el encarecimiento de precios solo tiene lugar en un grupo muy concreto de productos. En consecuencia, el mantenimiento de esta política no solo no se ajusta y adapta al contexto actual, sino que supone además un lastre en los niveles de inversión y consumo de empresas y hogares, mermando así el crecimiento económico de las economías europeas".

Por todo ello, Carrascosa ha redundado en la necesidad de incluir cláusulas de revisión salarial y continuar con la subida de salarios para proteger capacidad de consumo de las familias.

"Tenemos que impulsar la subida de los salarios en los convenios colectivos, incluyendo siempre cláusulas de revisión eficaces, una herramienta clave para proteger a la población trabajadora frente a desviaciones imprevistas de la inflación. Este debe ser el año en el que se consolide la positiva dinámica de crecimiento salarial que ha establecido el AENC, mejorando el poder de compra de los hogares y combatir el riesgo de pobreza y vulnerabilidad social, que afecta a una de cada cuatro personas en nuestro país".

Desde UGT Castilla-La Mancha también demandan la necesidad de seguir manteniendo la dinámica de subida del SMI, y buscar redes de apoyo para las familias más vulnerables.

Comentarios