Trabajadores del campo exigen ante el Ministerio un sector con "futuro y derechos"

Unos 700 trabajadores del campo de Castilla-La Mancha se han desplazado a Madrid para participar en la manifestación. Asaja niega que no se cumpla el SMI en las cinco provincias de la comunidad autónoma
Trabajadores del campo exigen ante el Minsterio un sector con "futuro y derechos"
photo_camera Trabajadores del campo exigen ante el Ministerio un sector con "futuro y derechos"

Cientos de trabajadores del sector del campo, unos 700 desplazados desde Castilla-La Mancha, convocados por CCOO de Industria y UGT FICA, han protestado este jueves frente al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, exigiendo un sector agrario con "futuro y derechos".

En concreto, centenares de trabajadores llegados de diversas partes de España y con una amplia representación femenina, han exigido un convenio estatal del campo en una concentración, donde lucían camisetas en las que se podía leer el lema de la convocatoria 'Por un sector agrario con futuro y derechos', al ritmo de canciones como el 'Bella Ciao', entre otras.

Una concentración que ha contado con el respaldo de los máximos dirigentes sindicales, ya que acudirán el secretario general de UGT y de CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, respectivamente, así como de Mariano Hoya, secretario general de UGT FICA y Garbiñe Espejo Jairo, secretaria general de CCOO de Industria, que han instado a Planas a que se reúna con ellos y convoque de "manera inmediata" una mesa de negociación para abordar los problemas de los trabajadores del sector agrario en España.

Los sindicatos han reclamado que se tenga en cuenta a quienes directamente trabajan la tierra, que se cumpla el salario mínimo, y se exija el respeto de las condiciones de los alojamientos y el trato digno de los trabajadores del sector.

Así, han exigido que se impulse la negociación de los convenios colectivos bloqueados, entre ellos, el primer convenio estatal del campo, y decenas de convenios territoriales, bloqueados para no cumplir con la legislación mínima exigible.

También han demandado al Departamento que lidera Luis Planas que no se aplace la condicionalidad social de la Política Agraria Común (PAC), al tiempo que han insistido en que es necesario concretar un mecanismo de coordinación entre el organismo competente de la inspección (ITSS) y los pagadores (Ministerio de Agricultura y comunidades autónomas) para sancionar a quienes incumplan con la legislación.

CCOO de Industria y UGT FICA, también consideran urgente el igualar las prestaciones, porque 242.748 trabajadores del sector siguen sin percibir el subsidio asistencial y recuperar el coeficiente global de parcialidad de los fijos-discontinuos, para que no peligre la pensión de quienes manipulan frutas y hortalizas.

Durante la protesta frente al Ministerio de Agricultura han reclamado que se extiendan las prestaciones asistenciales a todos los trabajadores del sector y que se prorrogue la reducción de las jornadas trabajadas para acceder al subsidio y a la renta agraria en Andalucía y Extremadura.

ASAJA NIEGA QUE NO SE CUMPLA EL SMI

Por su parte, Asaja Castilla-La Mancha ha desmentido las acusaciones vertidas por los sindicatos de los trabajadores en la región, CCOO y UGT, después de que hayan apuntado que en los convenios colectivos del campo "en ninguna de las cinco provincias de Castilla-La Mancha se está llegando siquiera a cumplir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI)".

Al contrario de lo que afirman, la organización agraria ha explicado que los convenios colectivos del campo, que son los que regulan las relaciones de trabajo entre empresarios y trabajadores, se firman por acuerdo entre los representantes de las partes y se presentan a las autoridades competentes y, "si no cumplieran con las normativas vigentes, no serían aceptados".

Por eso, Asaja CLM ha lamentado que los sindicatos pretendan defender los intereses de los trabajadores "a base de mentiras y faltando a la verdad". La organización agraria ha indicado que, mejor que movilizarse a las puertas del Ministerio de Agricultura, los sindicatos deberían pedir cuentas a las vicepresidentas segunda y tercera, ministras de Trabajo, Yolanda Díaz, y de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que "son las que están impulsando una política de salarios profesionales que lo único que provoca es acelerar la España vaciada".

En este sentido, la organización agraria ha lamentado que los sindicatos hablen de salarios "míseros" o "no dignos" cuando, además de la prestación que reciben los trabajadores, los empleadores asumen toda la parte correspondiente a sus cotizaciones a la Seguridad Social, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras obligaciones que tienen con la Administración.

Además, ha recordado que el Salario Mínimo sirve como punto de referencia para determinar la remuneración mínima legal en todo el país sin tener en cuenta que la media de los salarios en Castilla-La Mancha, y otras regiones, es "bastante inferior" a la del salario medio nacional, por lo que las cifras "no se ajustan a la realidad existente y repercuten en las negociaciones de los convenios colectivos".

Además, con las subidas del SMI "el verdadero beneficiario no es el trabajador, sino la propia Administración, que también aumenta el porcentaje de lo que recauda con los impuestos y cotizaciones". Por último, Asaja CLM ha criticado la "tremenda intromisión" del Gobierno en las negociaciones colectivas entre representantes de los empleadores y de los trabajadores en los últimos tiempos.

"Esa intromisión supone que todas las medidas que vienen impuestas desde la Administración bloquean toda posibilidad de una negociación real entre las partes", ha concluido en un comunicado.

Comentarios