sábado 04.07.2020

Estos son los métodos más efectivos para perder peso

Perder peso
Perder peso

El peso tiene mucha más importancia en la salud del ser humano de lo que puede parecer en un primer momento. Verdaderamente resulta fundamental mantenerlo en una cifra adecuada, siempre dependiendo no solo de tu género y de la altura, sino también del metabolismo que te caracteriza. Y es que, por ejemplo, una persona con el metabolismo basal acelerado tendrá dificultades para lograr mantenerse en su peso debido a que se verá obligada a ingerir muchas kilocalorías. Sin embargo, el problema más común es el contrario, resumiéndose en las complicaciones por las que pasan muchos sujetos con el objetivo de reducir su respectivo peso perdiendo los kilos adicionales.

En la actualidad existen diversos métodos cuya eficacia ha acabado demostrándose con el paso del tiempo, obteniendo como resultado individuos que han pasado a hacer gala de su peso ideal. Algunos de ellos requieren un mayor o menor sacrificio/esfuerzo, pero lo cierto es que todos merecen la pena teniendo en cuenta la pérdida que se produce en no demasiado tiempo.

  • Optando por las dietas a base de batidos te olvidarás por completo de aquellos alimentos que tanto te deleitan con su sabor a cambio de llenarte el organismo de multitud de kilocalorías innecesariamente. Conviene destacar la existencia de una gran cantidad de sabores para todos los gustos, desde chocolate y fresa hasta frutas tropicales e incluso capuchino.

Así pues, este método es uno de los que no suponen sacrificio alguno para las personas. En ningún momento pasarás hambre gracias a que los batidos sustitutivos sacian por completo a cada sujeto, respetando siempre las cantidades que se indican. De esta manera al final del día la cifra de kilocalorías consumidas por tu organismo será superior a las ingeridas, dando pie a la deseada pérdida de peso sin sufrimiento.

  • Dormir un mínimo de ocho horas es clave para que tu peso se reduzca considerablemente. Aunque a priori parezca no existir relación entre ambos aspectos la Universidad de San Pablo emplazada en el país carioca llevó a cabo un estudio en el que se hizo patente que, aquellos individuos que no dormían las suficientes horas, pasaban por muchas dificultades a la hora de efectuar la reducción de peso.

Ello es debido a las consecuencias derivadas de la falta de sueño, tales como la alteración del apetito. De hecho, uno de los consejos que dan absolutamente todos los profesionales de la salud se resume precisamente en dormir como mínimo durante la cantidad de horas anteriormente mencionada para que todo el organismo goce de un buen estado general.

  • Apuntarse a clases de yoga, tai chi u otras disciplinas similares también es de gran ayuda para perder peso, en primer lugar por ayudarte a cumplir con el segundo método sacado a colación. Y es que por mucho que intentes dormir no podrás hacerlo si padeces estrés, el cual es alejado por completo durante las sesiones tanto individuales como grupales.

A su vez, la actividad física incluso de baja intensidad da pie a que poco a poco vayas acusando el cansancio que tanto necesitarás por la noche para que el mínimo de ocho horas sea respetado durmiendo y otorgándoles tanto a tu cuerpo como a la mente el reposo que tanto necesitan, equilibrando así desde el apetito hasta el resto del organismo.

  • Practicar ejercicio cardiovascular en ayunas es el método que más sacrificio acarrea. Ya de por sí no muchas personas se ven con ganas de llevar a cabo cualquier tipo de práctica deportiva por la mañana, y mucho menos sin haber ingerido previamente algún tipo de alimento, batido o bebida en general. Pero lo cierto es que solamente las primeras veces el esfuerzo resulta muy costoso.

Conforme logres que tu cuerpo se adapte a esta circunstancia no tendrás dificultades para, por ejemplo, correr en ayunas durante media hora, tiempo más que suficiente con tal de que el organismo se vea obligado a recurrir a tu reserva de energía. Al no haber hidratos de carbono, proteínas y otros elementos que durante la noche ya se habrán ido consumiendo la grasa pasará a ser reducida al mismo tiempo en que lo hace tu peso.

Indistintamente de si pones en práctica todos los métodos que han sido comentados o decides aplicar solamente algunos de ellos es esencial que mantengas una constancia inquebrantable, puesto que todo lo perdido a lo largo de meses puede recuperarse indeseablemente en cuestión de unos días de descuidos.

Para ir llevando un control de los resultados basta con pesarte en ayunas y con la menor cantidad de ropa posible. Realizar dicha acción a diario es contraproducente, así que conviene limitarla a una vez por semana. De esta manera sabrás realmente si estás realizando correctamente cada método o conviene efectuar alguna modificación con el objetivo de obtener un resultado óptimo en lo que hace referencia a la reducción de peso.

Más información en vídeos 
Comentarios