domingo 15.12.2019

Cómo reformar tu baño sin temer por tu dinero

Personaliza el aseo y la sala de baño con estos consejos y disfruta de algo renovado por poco precio.

aseo
aseo

Cuando se compra una casa, se empieza otro proyecto en paralelo para conseguir una vivienda al dedillo. Ya tienes el inmueble, pero ahora toca ir dando toques aquí y allá, rematando detalles para tener, finalmente, una casa que realmente se sienta como algo tuyo, que destile tu estilo y cubra tus necesidades por completo.

Aunque parezca mentira, uno de los primeros puntos que se trabaja es el cuarto de baño. Tal y como vemos en esta tienda especializada de platos de ducha con mampara, la demanda de este componente se ha disparado en los últimos años, y el motivo es muy claro. Lo primero que todo el mundo quiere cambiar al entrar en una casa es el baño, si necesita reformas, porque es uno de los puntos más importantes de todo el inmueble.

Limpio, blanco, con suelos térmicos, con bañera, con ducha, con un lavabo, con dos… Las opciones son prácticamente infinitas y cada uno las aprovecha como quiere, y también como puede. El principal enemigo de las reformas de baño es, como suele ser en muchos terrenos, el presupuesto; pero aquí te vamos a ayudar a conseguir algo a tu medida sin temblar por tu cartera.

Vamos a explicarte cómo puedes reformar el baño de tu casa y ahorrar dinero al mismo tiempo. ¿Un cóctel imposible? Como verás a continuación, en absoluto. Es totalmente posible y, además, perfecto para que tengas lo que quieres rápido y sin complicaciones.

Consigue el baño de tus sueños por poco dinero

El primer punto que hay que atacar para ahorrar en tu reforma es uno que todo el mundo pasa por alto y que, como cabría esperar, es una de las grandes clave del abaratamiento de los costes. Tienes que controlar los materiales que usas, de hecho, no dudes ni un segundo en buscar materiales de obra seminuevos o de segunda mano.

Muchos equipos especializados en este tipo de reformas cuentan ya con estos recursos a medio utilizar, cosa que hace que su precio baje drásticamente. Tal y como podemos encontrar en el catálogo especializado de MatMap en material de obra de segunda mano, si comparamos con los catálogos de otros materiales de primera mano, la diferencia de precio puede ser de más del 40, del 50 y hasta del 60%. Es algo enorme.

Ahí es donde más esfuerzos tienes que volcar para buscar las opciones más económicas, pero sin olvidar nunca que también hay que apostar por la calidad porque, de lo contrario, con el tiempo tendrás que hacer otra reforma antes de lo esperado. Al final pagarás más por haber pagado menos si no prestas atención en este sentido, aunque no tienes que preocuparte, los catálogos profesionales contemplan ambas cosas por ti.

Una vez zanjado ese asunto, te conviene contar con un equipo de reformas que resulte económico. En este sentido, solo podemos decirte que acudas a internet y que busques buenas referencias. Con eso es más que suficiente para dar con grandes profesionales que no te cobren más de la cuenta. Busca un poco de equilibrio en ese sentido y no te dejes llevar por la primera opción que aparezca frente a ti.

Ya tienes el material y el equipo, ahora te conviene echar un vistazo a todos esos elementos adicionales que se suelen encontrar en los baños. Uno de los más recurrentes es el calentador, o el emisor térmico. En algunos hogares se busca regular la temperatura a través de los suelos radiantes, pero tanto su precio de instalación como el mantenimiento pueden ser caros.

Por eso, si lo que quieres es que el termómetro no baile demasiado en el cuarto de baño, no es para nada mala idea buscar un emisor térmico cerámico. Son limpios, cumplen muy bien su propósito y, como leemos en este análisis comparativo de emisores térmicos cerámicos, su precio está realmente bien ajustado a lo que ofrecen. No pasarás frío al salir de la ducha o de la bañera en invierno, ni tendrás que preocuparte por la humedad en ellos, ni tampoco por el dinero que puedan costar. Son muy baratos para lo que ofrecen.

Con todo esto tienes suficiente no solo para hacer una reforma barata, sino también para añadir algo tan importante como es el cuidado de la temperatura en tu baño. Lo que queda es apostar por una buena decoración, en cuyo caso, y tal y como nos recomiendan desde el portal ComoDecoramos, el minimalismo es la nueva senda a seguir.

Formas sencillas y, sobre todo, mucho aprovechamiento de la luz natural. Si puedes unir ambas cosas para tu nuevo baño, además de tener algo que te sirva para ahorrar en la factura de la luz gracias al sol, también tendrás un entorno mucho más claro y, en cierto modo, relajante. Créenos, si puedes poner un ventanal, aunque sea con cortinas para que no se vea el interior del baño, ganarás mucho.

Más información en vídeos 
Comentarios