Juzgarán en Ciudad Real a una pareja por estafa al intentar vender pisos de la Sareb

La Fiscalía pide penas de 4 años y seis meses y tres años y nueve meses de cárcel, respectivamente
En la imagen de archivo la Audiencia Provincial de Ciudad Real donde está previsto que se celebre el juicio contra el acusado
photo_camera En la imagen de archivo la Audiencia Provincial de Ciudad Real donde está previsto que se celebre el juicio contra los acusados

La Audiencia Provincial de Ciudad Real juzgará el martes 23 de abril a una pareja acusada de un delito continuado de estafa, por el que la Fiscalía pide penas de 4 años y seis meses y tres años y nueve meses de cárcel, respectivamente, al intentar vender en Ciudad Real pisos que pertenecían a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb).

Según el escrito del Ministerio Fiscal, los hechos tuvieron lugar en 2017 cuando los acusados, administradores y gestores de la empresa Starsburguer S.L con sede en Madrid y con el ánimo de obtener un beneficio patrimonial ilícito, ofrecieron a varias personas la venta de varias viviendas que pertenecían a la Sareb, a sabiendas de que no iban a realizar la operación acordada.

Ambos se comprometieron con una empresa ubicada en Campo de Criptana a que esta adquiriera un lote de 48 viviendas y naves ubicadas en distintas localidades españolas, tales como Almansa (Albacete) o Lorca (Murcia), que el acusado aseguraba que eran propiedad de la empresa Starsburguer S.L.

A raíz de este acuerdo, la empresa de Campo de Criptana pagó en concepto de señal por la compra 48.000 euros, pero los acusados no llegaron a entregar ni escriturar las viviendas o naves a favor de la perjudicada, a quienes tampoco le devolvieron el dinero entregado.

La mercantil de Campo de Criptana pretendía realizar una inversión con la adquisición de estas 48 viviendas y naves, y ahora reclama el dinero que entregaron como señal.

Del mismo modo, ambos encausados, actuando de forma similar a la anterior, también llegaron a un acuerdo con una empresa de Puertollano para venderles un lote de 23 viviendas, por lo que esta empresa pagó en concepto de señal 23.000 euros.

A la de mercantil de Puertollano tampoco se le entregó ni escrituras ni las viviendas, por lo que ahora también reclama el dinero que entregó como señal.

Comentarios