martes 26/10/21

Al PP se le atraganta la violencia machista

No se sabe bien si es para que la extrema derecha de Vox no le robe votos de ese sector masculino que se siente amenazado por las mujeres, o por convicción propia, pero el caso es que al PP de Casado se le han atragantado las leyes contra la violencia de género, la igualdad o la defensa del colectivo LGTBI.

Es una marcha atrás en la que no coinciden los populares del Parlamento Europeo y que les aproxima a políticos tan detestables como el húngaro Orbán.

Y todo esto se produce en unos meses en que al aumento de los asesinatos machistas y la violencia vicaria está produciendo verdadera alarma social. Solo del 17 de mayo al 17 de junio fueron asesinadas, a manos de sus parejas o ex parejas, doce mujeres y a más de una treinta en lo que llevamos de 2021. El último, una mujer de cuarenta años apuñalada por su pareja y cuyo cadáver fue descubierto por su hijo menor de edad. No existían denuncias previas...

Pues bien, ante este panorama, el partido de Pablo Casado ha votado en contra en el Parlamento Europeo, hace unos días, de la proposición para que la violencia de género sea calificada como delito europeo con definiciones comunes en todos los países de la UE. Al igual que sucede con la legislación contra el tráfico de armas o el blanqueo de capitales. Los eurodiputados del PP votaron con Vox, pese a que los datos estadísticos de la Eurocámara revelan que una de cada tres mujeres en Europa han sufrido violencia física o sexual. Les deben parecer pocas y estarán a la espera de que aumente el número de damnificadas.

También votaron en contra, otra vez con Vox, de la condena a las nuevas leyes en Hungría contra el colectivo homosexual y la petición de congelar los fondos europeos que debería recibir Orbán, quien relaciona la homosexualidad con la pedofilia.

Hay que reconocer que el diputado del PP, Esteban González Pons, un hombre prudente con muchos años de experiencia europea, y al que el PSOE debería apoyar en su candidatura para presidir la Eurocamara, rompió la disciplina del grupo y votó a favor de la condena. Quizá por eso su nombre levanta ronchas en la sede de Génova 13.

Pero, sin necesidad de viajar a Bruselas, aquí en Madrid, la presidenta Ayuso declaró en la primera sesión de la Cámara autonómica, su disposición a modificar el contenido de las leyes de Identidad de género, Igualdad, y Violencia, a petición de Vox. Como argumento, se apoyan en la existencia de denuncias falsas que, precisamente, sólo suponen el 0,0069 por ciento del total.

Lo que sí es real, irrevocable y dramático, es el asesinato de un niño en Barcelona a manos de su padre. Junto al cadáver dejó una nota para la madre, que había osado separarse de él, en la que decía: "En el hotel tienes lo que te mereces".

Comentarios