lunes 27/9/21

Mucho más que una feria de artesanía regional

El ‘ensayo y error’ es la técnica de aprendizaje más extendida y natural. De la misma manera que un niño aprende a que el ...

El ‘ensayo y error’ es la técnica de aprendizaje más extendida y natural. De la misma manera que un niño aprende a que el fuego es una energía exotérmica intensa cuando se quema, un político aprende que una decisión tomada no es la acertada cuando sus consecuencias producen una mala aceptación de los agentes implicados. Esto es justo lo que ha sucedido en las dos últimas ediciones de la Feria de Artesanía de Castilla-La Mancha (FARCAMA) desde que abandonara el recinto ferial de La Peraleda en Toledo.

La decisión de ubicar FARCAMA en el Alcázar de Toledo (2013)y en el Palacio de Congresos-Museo de Santa Fe (2014) provocó quejas -aparte de las dificultades de accesibilidad al Casco Histórico- por el proceso de designación de artesanos al reducirse el número de expositores por el espacio disponible. “Errare humanumest” que diría San Agustín, sin embargo, esto no puede ser un factor atenuante para repetir un error, sino un medio para aprender de la experiencia. Y mucho más cuando se juega con dinero público.

Nuevo ‘ensayo’ para la ubicación de FARCAMA que se celebrará en el próximo puente del Pilar: el edificio Toletvm. A primera vista, mejor accesibilidad y más espacio para que no haya problemas con el número de expositores. Incluso han avisado que se reduce la partida de gastos del año pasado en un 20%. Veremos si se cumple ese refrán que se acuñó en La Celestina -ya no me refiero a técnicas heurísticas- de “a la tercera va la vencida”.

Un éxito del próximo FARCAMA podría convertirse en mucho más que tener una ubicación fija para las próximas ediciones de la feria de artesanía regional. Es el momento de recuperar ese espíritu del Centro de Recepción de Turistas para el que se construyó Toletvm. Es el ‘ensayo’ que Toledo necesita para saber si es capaz de soportar una gran afluencia de turismo de calidad: el turismo de los congresos. Porque siempre será mucho más apetecible un congreso con doble sede en Toletvmy el Palacio de Congresos, que uno en el que haya que recorrerse los fríos pabellones de IFEMA en Madrid. Pero para que te compren un producto en el futuro, hay que saber venderlo en el presente.

Así que es el momento de comprobar cómo son los desplazamientos de los visitantes hasta el edificio Toletvm, ensayar nuevas soluciones de restricción del tráfico que no sea colocar la bochornosa valla en la Puerta de Bisagra, analizar si son adecuadas las zonas verdes del parque del Salto del Caballo y de la Vega, tomar nota de en qué lugares de Calle del Marqués de Mendigorría y del Paseo de Merchán hay que ensanchar las aceras para favorecer el viaje a pie hasta la Puerta de Bisagra y, por supuesto, sabremos si la oferta hostelera tanto de la zona como del resto de la ciudad es adecuada. Por lo tanto, FARCAMA no será un éxito sólo si aumenta el número de visitantes o de ingresos (sobre todo porque estos suelen ser datos muy manipulables), sino si la ciudad de Toledo sabe estar a la altura de tan importante evento sin colapsarse. Hay tiempo para prepararse.

Comentarios