jueves 26/11/20

El interés general

El programa de radio “No es un día cualquiera” se emite los fines de semana en  Radio Nacional. Es una isla de sosiego y de cultura dentro de la tempestad ...

El programa de radio “No es un día cualquiera” se emite los fines de semana en  Radio Nacional. Es una isla de sosiego y de cultura dentro de la tempestad que abunda en los medios de comunicación.  Es un espacio de divulgación en el que podemos encontrar  tertulias, entrevistas y todo tipo de sugerencias literarias y recomendaciones cinematográficas, pero sobre todo es un programa viajero, porque la emisión la realizan en distintos puntos de la geografía española, desde la ciudad más  populosa al más recóndito pueblo del país. En definitiva, aúna la calidad que se le puede exigir a RNE, una entidad de servicio público con la edificante misión de  la información, la formación, sin olvidarse del entretenimiento.  Entre sus colaboradores hay históricos de la comunicación  como  José María  Íñigo, Andrés Aberasturi, y además cuenta con los mejores especialistas en música y cine como José Ramón Pardo y Diego Galán. Las secciones están perfectamente entrelazadas, donde tampoco falta el humor del genial  Forges.  Todo esto lo dirige desde hace ya muchos años Pepa Fernández, que hace que durante las mañanas de los sábados y de los domingos  miles de escuchantes, como ella nos denomina, y no oyentes, disfrutemos de los maravillas de la radio.

Pues bien, una mañana de domingo de diciembre, el programa “No es un  día cualquiera”  no pudo emitirse en su totalidad, porque la programación de RNE fue alterada, debido a que había un partido de fútbol  que acaparaba toda la atención, porque era de interés general, porque se trata de la final de un campeonato internacional, uno más de los que somos víctimas en la radio y la televisión.  Con circunstancias como la que ocurrió  aquel domingo, entendemos los bajos índices de lectura y también comprendemos que la educación no le importa a la clase dirigente, porque  no interesa fomentar el  pensamiento crítico. Es más fácil difundir la contemplación de eventos deportivos para provocar una  subcultura de lugares comunes y de conversaciones intrascendentes y superficiales.

Más información en vídeos 
Comentarios