lunes 18.11.2019

Cine social

Gracias a la programación de la televisión pública española, nos encontramos con algunas sorpresas cinematográficas. Es algo difícil de hallar en el medio televisivo tan dado a la superficialidad, y a presentar los aspectos más vulgares de la sociedad. El programa  “Historia de nuestro cine” lleva ya varios años sacando de los archivos de la filmoteca española las películas que ha producido la industria cinematográfica, empresa tan importante en nuestro país, como denostada y vilipendiada por muchos sectores, incluido el gran público, que casi siempre ha catalogado el cine nacional de segunda categoría. La emisión de las películas “Siempre es domingo” de Fernando Palacios  y “La dama de Beirut” de Ladislao Wajda son una muestra de un cine de calidad, de un cine social presentado en la ya lejana década de los sesenta.

La película “Siempre es domingo” de 1961 recoge la problemática de una juventud, sumergida en un ocio al que llegan por pertenecer casi todos a una clase acomodada de un barrio de Madrid. Son jóvenes indolentes, dependientes de sus padres y que sobrepasan todos los excesos en su contacto con las  drogas, que en aquella época sobre todo era el consumo de alcohol. La desigualdad social es enorme, el clasismo es brutal, por lo tanto, los más afortunados saben que heredarán la riqueza de sus padres, pero sin más mérito que pertenecer a una familia burguesa. Por otra parte, el film “La dama de Beirut” estrenado en 1966 tiene la apariencia de musical, con tintes de cine negro, porque la protagonista es la actriz Sara Montiel, en un papel de cantante de cabaret. Trata de un tema tan actual, como es el de la prostitución y la dureza de las mafias que trafican con mujeres, ejerciendo toda clase de violencia machista de manera explícita, en las que ellas son unas víctimas débiles e indefensas, que sufren el engaño de llegar a un mejor porvenir. En definitiva, estas dos películas son historias rodadas hace años pero de vigencia tan cercana como crítica es su postura de denuncia social.

Más información en vídeos 
Cine social
Comentarios