lunes 27/9/21

Esto es Hollywood

Ignoro si Pedro Sánchez se ha traído de su viaje a Estados Unidos algo más que los piropos de revistas de la 'frivolité' llamándole 'míster Guapo'. Ojala el periplo de tres días, tan despreciado por algunos comentaristas como enaltecido por otros, redunde en inversiones norteamericanas y hasta en una recepción, algún día, al presidente español en la Casa Blanca de Biden. De momento, y aguardando más profundas explicaciones, el detalle que más me ha llamado la atención ha sido la declaración de Sánchez, entusiasmado por una visita a los estudios de Universal Pictures, de que quiere hacer de España "el Hollywood de Europa".

Bueno, en realidad ya durante el franquismo había territorios españoles que acaparaban el interés de directores legendarios y también de algunos de, ejem, lo que podríamos llamar serie B. Ahí estaba, sin ir más lejos, Almería para rodar westerns de no mucha calidad o las tierras segovianas para alguna superproducción de Samuel Bronston. Incluso ahora algunas grandes productoras eligen municipios como Tres Cantos a la hora de montar estudios para rodar ciertas series famosas.

Creo que Sánchez va más lejos, y conste que no me parece mal la ensoñación de quien quizá se sienta como el galán de algún filme rosa. Bueno, de hecho no recuerdo qué publicación norteamericana le ha llamado estos días 'Supermán'. Al fin y al cabo, si alguien mucho menos agraciado que él, como Pablo Iglesias, sueña con triunfar en televisión, ¿a qué no puede llegar a aspirar 'míster Guapo'?

Bueno, al menos con esa fachenda --el norteamericano medio, que de España sabe poco, debe creer que somos todavía esos individuos morenos, bajitos y cabreados--, Sánchez ha evitado que los tiros de las preguntas de los periodistas de allá se centrasen en los problemas que el presidente ha reencontrado al retornar a casa, ay la dura vuelta a la realidad. Y claro, lo malo es que en el cine todo es magia, ficción, fantasía. Todo es posible y nos parece de lo más natural que Superman vuele. Y luego, claro, las cosas son lo que son y volar, lo que se dice volar, solo se consigue en el Falcon, que no está, todo considerado, tan mal al fin y al cabo. Hay que conformarse.

Comentarios