Opinión

El kamikaze del CIS

En términos coloquiales llamamos “kamikaze” al conductor que circula en dirección contraria poniendo en riesgo su propia vida y la de los conductores que circulan correctamente. Llevado al mundo de las encuestas, bien podría decirse que el máximo responsable del CIS, José Félix Tezanos, viene ganándose a pulso este poco agradable apelativo. Encuesta tras encuesta va en dirección contraria a las del resto de las empresas que realizan sondeos de opinión. La última, en manifiesta soledad respecto al resto de los restantes estudios demoscópicos, coloca al PSOE en cabeza de intención de voto: 29,2 % frente a un PP con 28,5%. En este estudio, a diferencia de los restantes que se vienen publicando regularmente, Podemos recupera fuelle e incluso resucita Ciudadanos.

Si las elecciones se celebraran mañana y los resultados se ajustaran a los números que dice haber obtenido Tezanos, Pedro Sánchez podría repetir la coalición que con meta volante en la moción de censura contra Mariano Rajoy le permitió alcanzar La Moncloa. Ese parece ser el objetivo de las encuestas que cocina Tezanos aprovechando la maquinaria del CIS, un instituto público que procede recordar que por ley viene obligado a la neutralidad.

Los estados de opinión que recogen las encuestas pueden contribuir a orientar la intención de voto de los ciudadanos. En todas direcciones. Por eso los partidos se apoyan en ellas para tratar de influir en el ánimo de sus potenciales votantes. Ocurre que, después, lo que va a misa es lo que sale de las urnas. Y ahí es dónde se descubre el error o la trampa de la cocina. La manipulación interesada de los datos para conformar realidades virtuales, placebos con los que —en el fondo— engañar.

Ocurrió en las elecciones andaluzas que el Partido Popular ganó por una mayoría absoluta que Tezanos no vio venir. La semana anterior a la votación, el CIS le daba a Vox hasta un 15,8%. Con aquel dato, Pedro Sánchez realizó una campaña que de haber tenido otros resultados quizá habría reorientado en lugar de meter miedo a los votantes con la supuesta alianza del PP con Vox. Lo de Tezanos da qué pensar: como buen kamikaze que conduce en sentido contrario parece estar convencido de que los que se equivocan son los demás. Sería bueno saber sí Sánchez se cree los datos del CIS o sabe que son un placebo.

Comentarios