Opinión

Libros para ser libres y estar conectados

Los que superamos cierta edad, puede que fácilmente nos hayamos olvidado de cuál fue el primer libro que acabamos, pero algo que no se olvida, porque se habrá repetido una vez tras otra, es la alegría que se descubre cuando, al llegar a la última página, nos damos cuenta de los miles de libros entre los que podemos ‘escoger’ para seguir disfrutando. Y utilizo el término ‘escoger’ porque era el significado que tenía la palabra ‘LEGERE’ en lengua latina y de la que procede nuestro término «leer».

El escritor Orhan Pamuk comienza su novela ‘La nueva vida’ con la frase: “Un día leí un libro y toda mi vida cambió” y es posible que esa sensación fuera la que realmente sintió de verdad. Entre las cientos o miles de citas sobre libros que se repiten y se comparten en redes, en postales o en marcapáginas, hay algunas que me gustaría compartir y glosar.

“El autor solo escribe la mitad del libro. De la otra mitad debe ocuparse el lector” (Joseph Conrad), porque el libro será uno para todos y todas, pero cada lectura es personal, las y los lectores creamos una realidad única y necesaria para que el libro cobre sentido. “No somos lo que escribimos, sino lo que leemos” (Jorge Luis Borges), porque la lectura nos construye y nos destruye, construye para bien y destruye prejuicios y falsas creencias. “El destino de todo libro es misterioso” (Alberto Manguel), porque un libro abre multitud de posibilidades, pues ya la palabra misterioso nos remite a la literatura y la palabra literatura nos remite a misterio, ¿qué más misterioso hay que podamos crear una realidad tan real a partir de palabras leídas?

“Los libros nos permiten explorar el mundo sin salir de casa” (Jhumpa Lahiri), hecho que quienes redescubrieron o descubrieron la lectura, pudieron comprobar en primera persona durante el confinamiento. “La lectura es una recreación que nos permite vivir 1.000 vidas a la vez” (María Zambrano) y añadiría además que, la ‘poslectura’ también, porque un libro no se termina cuando se llega a la última página. Los libros son experiencias que perduran dentro de nosotros y nosotras, aunque olvidemos a sus personajes, sus tramas o sus finales. “Los libros nos conectan con los pensamientos, los anhelos y las tragedias de la gente que vivió hace mucho tiempo, que vivió en espacios diferentes, en tiempos diferentes. Nos permiten acceder a la memoria colectiva” (Virginia Woolf), porque ese es el secreto de la hermandad que siente la Humanidad a través de la Historia, gracias a unas páginas podemos conectar con escritores y escritoras de hace 25 siglos, quince, cinco o de hace escasos años.

Y la cita que dejo para el final es la del crítico literario Harold Bloom, que decía que “Temería por el porvenir de la democracia si la gente dejara de leer”; Castilla-La Mancha es la segunda Comunidad Autónoma en número de bibliotecas públicas, disponemos de 487 bibliotecas en las que cada año utilizan 750.000 usuarios. Todos estos kilómetros de anaqueles con libros a disposición de todos y todas es uno de los pilares que sustenta nuestra democracia. El libro es tan importante para mantener una sociedad sana y en progreso como lo es un sistema nervioso saludable para el cuerpo humano.

Hoy es 23 de abril, Día del Libro, y este día engloba también, por contagio, el día de la lectura, del lector, del autor, del librero, del bibliotecario, de los editores, ilustradores, impresores, correctores, agentes, distribuidores…, y todos sus femeninos, por supuesto, y seguramente me olvido de alguien. Dediquemos hoy un rato a la lectura, en soledad o colectiva, en silencio o en voz alta, rescatemos algún poema, algún fragmento, unas líneas al menos, que nos hagan más libres y conectados unos con otros. 

Comentarios