lunes 18.11.2019

Trabajo social en el centro penitenciario

Por Mª Ángeles Limorte Quinto, Trabajadora Social

AYER: Un paseo por los comienzos,

Me incorpore a trabajar en el Centro Penitenciario de Albacete, en el año 1983. Era la primera Trabajadora Social (T.S), de ese Centro Penitenciario (C.P), y la única mujer que podía pasar a los módulos de hombres, lo que produjo ciertos recelos. Los comienzos no fueron fáciles, nadie sabía para que estaba una T.S. empezamos de menos cero.

Ubicada en el Patronato de la Merced, a la junta de Régimen, me llamaban puntualmente, solo si necesitaban algún dato muy concreto, por lo que el primer objetivo fue clarificar mi puesto de trabajo hacia los demás (Mandos, Funcionarios/as, Internos/As), y delimitar mi espacio profesional, para consolidar la figura del T.S. en el C.P.

HOY: Praxis-metodología.

Somos numerosas/os los T.S. que estamos preocupados por la deriva de los Servicios Sociales han tenido en estos últimos años, no solo por la crisis económica, también por la praxis, que está suponiendo un fuerte retroceso hacia formas de Acción Social, que creíamos superados.

Hemos abandonado espacios que siempre han estado ligados a nuestra profesión, como el T.S de casos, visitas a domicilio, reuniones de coordinación con Servicios de Atención Primaria y Específicos, acompañamiento,…cuyo protagonismo está siendo asumido por Funcionarios, Educadores, Psicólogos, ONGs,… y permitimos que otros profesionales y voluntarios ocupen espacios, y en muchos casos, dejado que sean otros quienes definan el nuestro.

Hay un exceso de externalización de competencias.

Al hilo de la frase “El Trabajo Social, es más que los Servicios Sociales”, creo yo que en Trabajo Social Penitenciario (T.S.P), es algo más que las Juntas de Tratamiento.

Hemos reducido el T.S.P por un mar burocrático, y no hemos sido capaces de defender la transdisciplinariedad.

El T.S.P le veo algunas debilidades, entre la que destacaría las siguientes:

  • Nos encontramos con importantes déficits si confrontamos recursos asistenciales con las situaciones de marginalidad que presentan un importante nº de internos/as, que dificulten poder dar una respuesta integral y a veces inmediata a sus necesidades.

  • La tipología de nuestros usuarios, con poca capacidad de cambio.

  • Sin apoyo de personal administrativo.

  • En la mayoría de los casos, trabajamos como departamentos estancos.

  • Somos más operativos que reflexivo, por lo que tenemos poca practica en sistematizar y teorizar desde la praxis.

  • Nos persigue una insatisfacción con los resultados, porque no siempre estamos de acuerdo con el trabajo que nos toca realizar.

  • Es necesario y urgente optimizar esfuerzos y energías.

  • Se ha producido la incorporación de otros profesionales diversos que ocupan nuestro mismo espacio laboral y profesional. Y esto que es bueno en sí mismo, deja de serlo cuando por circunstancias existe dejación de las funciones que le son propias al T.S.P.

Pero también HOY, tenemos fortalezas que nos pueden ayudar a revertir la situación.

  • Los T.S.P, en general somos personal implicado y comprometido laboral y profesionalmente.

  • Tenemos un Código Deontológico, siempre presente en nuestra praxis.

  • Somos conscientes de que nuestra metodología, es una de nuestras mayores fortalezas y hay que poner en valor la sistematización de la documentación como instrumento de recogida de datos, (oportunidad de trabajar el nuevo Manual de Procedimiento).

  • Otra fortaleza a resaltar es la incorporación de un T.S., en el Centro Directivo.

  • Trabajar junto a voluntarios, el Tercer Sector, que representa una suma de esfuerzos que aportan concepciones, estilos y prácticas en muchas ocasiones complementarias, y reconducir todo el Potencial Humano, de los que deseamos participar en el tratamiento Penitenciario y en la Reinserción Social.

MAÑANA: Construir el futuro.

Mis objetivos y deseos:

  • Visualicemos cada día y en cada tarea.

  • ME gustaría que llegáramos a una implementación de calidad total en el TSP.

  • Sería muy beneficioso que fuéramos un cuerpo profesional único.

  • Supondría un aumento importante en la calidad disponer de supervisión  externa en los Equipos de Trabajo.

  • Soy consciente de que no existen fórmulas mágicas que nos den las claves para el futuro de nuestra profesión, .. pero si aprovechamos las oportunidades, amparándonos en nuestras fortalezas, sabremos hacer frente a amenazas y debilidades, y encontraremos soluciones para que el T.S.P, tenga el reconocimiento que se merece.

Más información en vídeos 
Comentarios