domingo 17.11.2019

La Junta aliviará la asfixia financiera de los consistorios

Los ayuntamientos de Castilla-La Mancha podrán ver saldada la deuda que la Junta de Comunidades tiene actualmente con estas administraciones, y que se eleva a 300 millones de euros. El nuevo Plan de Pago a Proveedores abrirá un nuevo mecanismo para que se actualicen los pagos de las facturas, correspondientes al pasado ejercicio 2012, y que aún estaban pendientes de resolver.

Los ayuntamientos de Castilla-La Mancha podrán ver saldada la deuda que la Junta de Comunidades tiene actualmente con estas administraciones, y que se eleva a 300 millones de euros. El nuevo Plan de Pago a Proveedores abrirá un nuevo mecanismo para que se actualicen los pagos de las facturas, correspondientes al pasado ejercicio 2012, y que aún estaban pendientes de resolver.

Este apertura del Plan de Pago a Proveedores era una reivindicación de los propios ayuntamientos, que atraviesan una difícil situación financiera, al tener gastos añadidos de competencias que no les corresponden, mantener el malabarismo para ir cumpliendo con la Ley de Estabilidad Presupuestaria y la racionalización de su gasto público, y además pagar a su vez a otros proveedores.

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas no hace otra cosa que oficializar el deber que tienen los Gobiernos autonómicos de pagar sus deudas con los ayuntamientos, convirtiendo a las administraciones locales en receptores de una deuda comercial.

El Estado ha entendido que tenía que abrir este Plan a los ayuntamientos y mancomunidades, después de autorizare un fondo de 2600 millones para pagar facturas pendientes anteriores al 1 de enero de 2012, y que deberían estar resueltas antes del 1 de julio del presente año.

Independientemente de este fondo, ahora el propio Ministerio de Hacienda obligará a que las administraciones locales justifiquen ese gasto mediante un certificado y especifiquen la naturaleza del gasto adquirido por las autonomías con los ayuntamientos, como por ejemplo concesiones de carácter administrativo, encomiendas de gestión, convenios, contratos de arrendamiento, colaboración público-privada, obra pública y gestión de servicios.

El consejero de Hacienda de Castilla-La Mancha, Arturo Romaní realizó este anuncio, y se comprometió a que en el presente año, está saldada la deuda que tiene la Junta de Comunidades con los ayuntamientos, sin embargo, las cifras no son iguales para todos, ya que mientras el Gobierno castellano-manchego afirma que la deuda es de 300 millones de euros, otras fuerzas políticas subrayaron, hace unas semanas, que la deuda contraída por el Ejecutivo de Cospedal con los consistorios locales ascendía a 500 millones de euros.

A pesar de esta buena noticia para los ayuntamientos, hay que recordar como lo ha hecho este medio de comunicación, en días pasados, la situación financiera por la que atraviesan los  ayuntamientos de Castilla-La Mancha, y que a pesar de su asfixia constante, poco a poco parecen recobrar unas mejores expectativas

Según datos del propio Ministerio de Hacienda, la deuda de las administraciones locales de Castilla-La Mancha, en el 2012, ascendía a 1.081 millones de euros y sólo los consistorios de las capitales de provincia asumen una deuda de más de 300 millones de euros.

El Ayuntamiento de Albacete es el más deudor con 104,4 millones y Guadalajara, el que menos deuda acumula con 33,8 millones. El Ayuntamiento de Toledo debería en este ejercicio presupuestario, 67,4 millones; Cuenca 59,8 millones y Ciudad Real 33,8 millones.

Más información en vídeos 
La Junta aliviará la asfixia financiera de los consistorios
Comentarios