viernes 10.07.2020

Page: El cargo de las mentiras

En el libro biográfico de Joseph Fouché, su autor, Stephan Zweig, para explicar la carencia de escrúpulos y moral de aquel político francés, ...

En el libro biográfico de Joseph Fouché, su autor, Stephan Zweig, para explicar la carencia de escrúpulos y moral de aquel político francés,  dejó escrita una de esas frases que bien podría resumir lo que debe ser la actividad política: “Un cargo no es más que lo que un hombre hace de él”. Esta definición se puede complementar con una de esas sentencias del saber popular que, en no pocas ocasiones, decía mi padre cuando veía las tropelías que cometía algún mandamás al que conocía personalmente: “Si quieres saber quién es el personajillo, dale un carguillo”. Por eso, cuando un cargo público - pongamos por caso al Presidente de Castilla-La Mancha-, utiliza su posición para verter y hacer verter a sus adláteres mentiras sobre la actuación del equipo de Gobierno anterior, no solo está denigrando el cargo que ocupa, sino que muestra síntomas de nula elegancia política.

Puedo desmontar cada una de las mentiras que Page y sus adláteres sueltan en las entrevistas y declaraciones que realizan. Por ejemplo, puedo demostrar la falsedad de las palabras del consejero del ramo, cuando ha dicho que “el Gobierno del Partido Popular no hizo nada por el regadío”, poniendo sobre la mesa los logros históricos del Gobierno de Cospedal en materia de agua: solucionamos problemas históricos del regadío en la región, cambiamos las sanciones multimillonarias por miles de regularizaciones de pozos del Alto Guadiana y logramos la reserva de 400 hectómetros cúbicos de agua en los pantanos de Entrepeñas y Buendía. Además, llevamos a cabo importantes actuaciones en regadíos en toda la región y pusimos en marcha actuaciones prioritarias en las demarcaciones hidrográficas altamente eficaces y rentables para los regantes.

Dudo que el adlátere de Page pueda sostener otra de sus afirmaciones, como es que la Unidad Ganadera Virtual - que nosotros pusimos en marcha en el verano del año 2013-, es cosa suya. Fue el Gobierno del PP el que creó este portal telemático para que los ganaderos realicen sus trámites a través de Internet a cualquier hora del día, cualquier día del año y desde cualquier lugar sin ningún tipo de coste. Tampoco puede sostener la falacia de que han elaborado en un tiempo récord el Programa de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha. Conviene que recuerde que este Programa lo elaboró el Gobierno del PP contando con la participación de un equipo técnico de alto nivel de funcionarios que prepararon un excelente Programa de Desarrollo Rural para el período 2014-2020 basado en tres ejes: el rejuvenecimiento del sector, la concentración de la oferta y las inversiones en modernización de explotaciones e industrias agroalimentarias  que permitan generar empleo en las zonas rurales.

Puedo entender que la estrategia política del Gobierno de Page se oriente hacia otros fines, pero no que muestre públicamente la conducta deliberada de apropiarse de nuestras ideas y nuestro trabajo para presentarlas como propias ante la opinión pública.

El nuevo ejecutivo regional,  sin programa ni ideas de gobierno, lleva casi 100 días sembrando miedo, dibujando un escenario tenebroso y creando confusión entre lo decente de nuestra gestión y lo indecente de lo que puede ser la suya. Básicamente se está justificando antes de tiempo y echando la culpa a los demás de no saber manejar una situación bastante favorable, como es la herencia que el Gobierno Popular ha dejado en la gestión pública del sector agroalimentario de Castilla-La Mancha.

Mienten descaradamente cuando dicen que aceptamos una reforma de la PAC perjudicial para la región, cuando, en realidad, lo que conseguimos fue una nueva PAC que, bien implementada, puede fortalecer al sector agrario de Castilla-La Mancha, ya que alcanzamos tres grandes logros: primero, mantener la ficha financiera para el campo de la región; segundo, atender a los sectores que tenían más riesgo de perder las ayudas de la PAC, como eran el ganadero o la agricultura de secano; y tercero, implantar un modelo en el que las ayudas, por primera vez, pueden ir a parar a la agricultura y ganadería activa. Todo eso lo conseguimos nosotros. Sin embargo, el adlátere de Page ha dicho que los agricultores y ganaderos van a recibir menos ayudas de la PAC. Si es así, es porque su Gobierno no está gestionando ni trabajando de forma adecuada  por el sector, dedicándose solo  a  inventar mentiras.

Le recuerdo a Page que es el hombre el que hace al cargo público, y no al revés; le conviene hacer caso a Don Quijote en el consejo que dio a Sancho Panza cuando iba a gobernar la ínsula: “Cuando te sucediere juzgar algún pleito de algún tu enemigo, aparta las mientes de tu injuria y ponlas en la verdad del caso”.

El  Gobierno  de  García-Page se  está  concentrando  exclusivamente  en desmontar  lo  que  ha  realizado el Gobierno de Cospedal, y eso les lleva a despreciar cualquier cosa que les aparte de  ese único objetivo; lo cual explica la carencia absoluta de ideas y de madurez política. Sobre  la Cumbre del Vino  el sector ha dicho cosas  como  las siguientes:  “La Cumbre será un  altavoz  a nivel  mundial  de  las  bondades  y  potencialidad  de  nuestros  vinos”  (Pedro Barato,  ASAJA);  “La  Cumbre  es  un  forma  de  generar  notoriedad  para  los vinos  de  la  región  y  de  transmitir la imagen de vino de calidad, además de estar en contacto con los compañeros del  sector, conocer gente nueva o aprender más de otros mercados y de temas legislativos” (Diana  Moreno, Gerente de  la D.O. Uclés);  “La Cumbre del Vino es  indispensable en nuestro país  y  supone un beneficio para el vino de Castilla‐La Mancha y para el vino español” (Isabel Mijares,  Presidenta  de  la  Federación  Internacional de Periodistas  y  Escritores  del  Vino);  “La  Cumbre  sirve para ayudar a las empresas vitivinícolas a reflexionar sobre qué decisiones tomar, hacia  dónde enfocar su actividad y enseñar a cómo actuar en los diferentes mercados” (Rafael del  Rey, Director del Observatorio Español del Mercado del Vino). “La Cumbre Internacional es un  acontecimiento  que  demuestra  la  identidad  de una  región  que  apuesta  por  la  calidad  y  la  promoción”  (Gregorio Martín‐Zarco,  Presidente  de  la  D.O.  La  Mancha).  “La  Cumbre Internacional  del  Vino  me  parece  una  excelente  iniciativa.  Espero  que adquiera solera  y se  celebre, por lo menos, una al año. Es una iniciativa absolutamente necesaria para que el sector  consiga  dos  grandes  objetivos:  la internacionalización  con  marca  y  la  recuperación  del  consumo español interno” (José Luis Bonet, Presidente de Freixenet).

Decir  despreciativamente  que  la  Cumbre  no  ha supuesto  nada  para  el sector, sin  más, sin  aportar ni un solo dato, sin dar un solo argumento que sostenga esa sentencia, es un ejercicio  de soberbia incontenible y una muestra de debilidad política.

Ahora  el  Gobierno  de  García-Page  llega  con  su  estrategia  política  difunde falsedades y disemina tenebrosamente información embustera para confundir y engañar, para  desprestigiar.  Es  rotundamente  falso  que  no  se hayan pagado  las  facturas  de  la  Cumbre  Internacional del Vino como el Consejero de Agricultura y el portavoz del Gobierno han dicho.  Hay  un documento  contable  de  Geacam,  de  fecha  3  de  Junio,  que recoge  todos los  pagos  efectuados a las empresas que han participado y otro documento de Obligación del gasto de la  Dirección  General  de  Infraestructuras  y  Desarrollo Rural,  de  fecha  24  de  Junio,  para  la  transferencia a Geacam de la aportación de la Junta. Todas las empresas que se contrataron  legalmente y sin tratos de favor han cobrado los servicios que han prestado, a diferencia de lo que hizo el Gobierno socialista, que dejó sin pagar y cavó un agujero económico insoportable  para muchas empresas; y a diferencia también de la opaca contabilidad del Presidente García-Page, que ha ocultado durante tres años su patrimonio a todos los Españoles -en el Senado‐, y  a todos los toledanos y castellano-manchegos ‐en el Ayuntamiento de Toledo‐.

Además,  quiero recordar  al Gobierno  de García -Page  que  en  la  legislatura del Gobierno de  Cospedal  se ha hecho el mayor esfuerzo modernizador en el sector del vino de los últimos 30  años, lo que ha permitido dar un salto de calidad al sector que se ha visto reflejado en el fuerte  incremento de las ventas y exportaciones.  En esos 4 años se han concedido 274 millones de euros en ayudas para reestructurar más de  51.000 hectáreas de viñedo y otros 119,5 millones en modernización y mejora de los procesos  de producción en bodegas y cooperativas de la región, lo que suman más de 393 millones, que han hecho más competitivo y moderno al sector del vino. En ese tiempo el valor de las exportaciones se ha disparado un 37% en volumen y un 59% en  valor, para superar los 1.124 millones de litros y alcanzar una facturación de 569 millones de  euros.

Esto  ha  llevado  a  que  Castilla La  Mancha  lidere  por  primera  vez  las exportaciones  españolas  de  vino  en  lo  que  se  refiere  a  facturación, imponiéndose  a  Cataluña,  que  tradicionalmente había sido la que mayores ventas exteriores realizaba.

Este  éxito,  indudablemente,  se  debe  a  la  espléndida  labor  de  viticultores, bodegas  y  cooperativas y a los importantes esfuerzos realizados por el sector, y, humildemente, quiero  pensar  que  durante  el tiempo  que  hemos  estado dirigiendo  la  administración  de  Castilla-La  Mancha, algo hemos contribuido también a la comercialización y promoción de nuestros vinos.  Algo que hemos hecho con transparencia, honradez y mucho trabajo.

Más información en vídeos 
Comentarios