Imprimir

El exsoldado Van Hauwermeiren que convirtió una casa de Oxfam en “un prostíbulo”

CLM24 | 18 de febrero de 2018

El exsoldado Van Hauwermeiren que convirtió una casa de Oxfam en “un prostíbulo”
El exsoldado Van Hauwermeiren que convirtió una casa de Oxfam en “un prostíbulo”

Destacados representantes de la cooperación internacional al desarrollo señalan que el escándalo de Haití es la “punta del iceberg” en un sector donde el racismo, el menosprecio a la mujer y el abuso sexual son sorprendentemente frecuentes

Según informa Pedro Cifuentes en EL ESPAÑOL, el exsoldado belga Roland van Hauwermeiren, que hoy tiene 68 años, trabajaba a comienzos de siglo en Liberia para la organización humanitaria Merlin (parte hoy de Save The Children). Dirigía varios proyectos en un país devastado por 15 años de guerra civil, pero en 2004 abandonó Monrovia entre sospechas sobre su vida sexual. Le gustaban las prostitutas locales y su vida social había despertado recelos en la comunidad.

Dos años después, sin embargo, fue contratado por Oxfam, una de las ONGs más conocidas del mundo, que vive hoy una de las mayores crisis de su historia tras conocerse que Van Hauwermeiren y otros empleados organizaron orgíascon prostitutas haitianas durante los trabajos de reconstrucción de la isla tras el terremoto de 2010.

Según testimonios recogidos por el diario The Times, un grupo de trabajadores de Oxfam convirtieron (con Van Hauwermeiren a la cabeza) una de las casas alquiladas en “un prostíbulo”. “Había niñas con camisetas de Oxfam corriendo semidesnudas…”, dice la fuente: “Era como una orgía digna de Calígula. Una locura”.

La costumbre venía, al parecer, de antaño. Un excompañero del belga, Paul Hardcastle, dijo al periódico británico que Van Hauwermeiren usaba a los chófers de la ONG en Liberia para ir a clubes, conocer meretrices y llevarlas después a la casa alquilada para él con fondos provenientes de donaciones.

Hardcastle añadió que envió una protesta oficial a la directora de recursos humanos de Merlin; se estudió el caso y Van Hauwermeiren abandonó Liberia. A pesar de ello, en 2006 empezó a trabajar en Oxfam: director general de la agencia en Chad, Congo y Haití, donde hubo de dimitir tras reconocer que recibía a prostitutas en su residencia. (Un año después, Acción contra el Hambre le nombraría jefe de su misión en Bangladesh).

Una tienda de Oxfam en Reino Unido.Una tienda de Oxfam en Reino Unido. Efe

El ‘caso Haití’ y su onda expansiva amenazan con modificar profundamente el paisaje de la cooperación internacional, un sector protegido por un aura de opacidad (en atención a su presunto idealismo) que probablemente desaparezca tras conocerse la extensión de las malas prácticas de cooperantes occidentales bien pagados en países pobres.

El antiguo directivo belga ha escrito una carta en la que reconoce haber cometido “errores” en Haití, pero niega haber contratado prostitutas o abusado de menores: “No soy un santo. Soy un hombre de carne y hueso y he cometido errores (no es fácil admitirlo); estoy profundamente avergonzado”.

Van Hauwermeiren argumenta que renunció a su puesto en el país caribeño porque no había ejercido un control suficiente sobre las posibles conductas inadecuadas del personal acusado. Asegura que nunca organizó orgías ni visitó burdeles en el país. Mantuvo, según relata, una breve relación sexual en su residencia de Oxfam con una mujer local a la que conoció tras entregar a su hermana pequeña leche en polvo y pañales para su descendencia.

'Semana negra'

Esta semana ha sido probablemente la más nociva para el negocio de la cooperación en lo que va de siglo, y podría tener repercusiones mucho más concretas sobre la operación y la financiación de Oxfam y otras grandes organizaciones. La vicedirectora ejecutiva de la ONG británica, Penny Lawrence, dimitió este lunes en medio del caos: “Como directora de programa en aquel momento, me avergüenzo de lo que ocurrió bajo mi vigilancia y asumo responsabilidad total”. Lawrence confirmó, además, que habían existido protestas similares durante la estancia de van Hauwermeiren en Chad.

El presidente de Oxfam, Juan Alberto Fuentes, escoltado por la Policía.El presidente de Oxfam, Juan Alberto Fuentes, escoltado por la Policía. Reuters

El asunto empeoró el martes. Mientras los medios de todo el mundo sacaban a portada el escándalo sexual haitiano, policías guatemaltecos detenían (el martes) al presidente de Oxfam Internacional, Juan Alberto Fuentes, por un caso de corrupción local. Horas antes, Fuentes había publicado un tuit sobre el escándalo sexual de Haití:

Es sabido que detrás del idealista mundo de las ONGs (muchas de las cuales reciben subvenciones gubernamentales) se oculta en no pocas ocasiones un propósito más bien pragmático: estos embajadores de buena voluntad del mundo desarrollado funcionan también como un destacamento avanzado de esos Gobiernos para mantener su influencia y apoyar a sus empresas en el mantenimiento de contratos en países pobres. Sin embargo, la actuación efectiva y generosa de muchas de ellas ha mantenido el halo de impunidad de sus agentes de campo durante décadas.

Sigue leyendo el reportaje en EL ESPAÑOL

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/viral/exsoldado-van-hauwermeiren-convirtio-casa-oxfam-prostibulo/20180218125757193207.html


© 2021 Castilla-La Mancha 24

CLM24
C/ Trinitarios, 25 - 1ºA | 45003, Toledo (Spain)
Teléfono: 669 326 991| Email: [email protected] 
Diverxa Multimedia, S.L.