martes 24/11/20

"Me hacía masajes con cocaína en las manos": hablan las víctimas del asesino de Marta Calvo

Les introducía cocaína en sus partes íntimas. También, pudo utilizar otras sustancias
Todas las sospechas sobre la muerte de las prostitutas se centra en Jorge Palma - El Español
Todas las sospechas sobre la muerte de las prostitutas se centra en Jorge Palma - El Español
Según informa Marina Ochoa en El Español, a Marta Calvo se le perdió la pista hace casi cuatro meses. La joven, de 25 años, se citó con Jorge, un hombre de 37 años -y con antecedentes-. Ambos se trasladaron hasta la vivienda de él en Manuel, a poco más de una hora de Valencia. Allí es dónde, como apuntan las últimas investigaciones, sucedió todo. La hipótesis principal que barajan los agentes es que Marta murió de una sobredosis de cocaína provocada por Jorge. Luego, él la descuartizó y repartió su cuerpo por varios contenedores. Todavía no se han encontrado sus restos. 

Y lo cierto es que este extremo ha ido cobrando más sentido después de las confesiones de otras mujeres que mantuvieron relaciones sexuales con Jorge. Varias de ellas han contado su experiencia que es, cuanto menos, desgarradora. "Insistía en hacerme masajes con las manos impregnadas en cocaína" o "me envenenó y perdí el conocimiento", han sido algunas de las declaraciones que han realizado once prostitutas ante la Guardia Civil. Todas ellas inciden en el comportamiento de Jorge y en el uso del mismo tipo de sustancia: la cocaína

Los masajes

Ahora, tras conocerse el testimonio de Jorge, otras mujeres que mantuvieron relaciones con él no han dudado en dar la cara. Y denunciar, que es lo más importante. Como publica el diario Levante-EMV, una de las víctimas tuvo que acudir de urgencia al hospital después de perder el conocimiento en uno de sus encuentros con Jorge. Le hizo varios masajes con las manos impregnadas en cocaína. Primero, en los pies. Luego, en la cabeza y los pechos. 

La intención de Jorge fue clara en todo momento: impregnar todas las partes de su cuerpo que fueran susceptibles de absorber la sustancia para un efecto mayor y más rápido. Con las consecuencias que esto tiene. También, llama la atención que Jorge se negaba a consumir. Solamente quería restregarle la cocaína a su víctima por el cuerpo. La mujer, de 31 años y nacionalidad colombiana, perdió el conocimiento y realizó actos sexuales que, en otras circunstancias, "no hubiera realizado". 

Todas las mujeres que han denunciado a Jorge coinciden en lo mismo: el hombre era muy aficionado a las conocidas 'fiestas blancas'. La Guardia Civil también sospecha que Jorge no solamente hacía uso de la cocaína, sino que utilizaba otras sustancias para anular la voluntad. Luego, las inducía en un estado de somnolencia y una pérdida total de la sensibilidad. 

Las muertes

Tras la detención de Jorge, la Guardia Civil ha reabierto varias investigaciones en las que Jorge podría estar implicado. Una de ellas la instruye el Juzgado de Instrucción número 14 de la capital de Túria. Se trata de la muerte de una prostituta brasileña que falleció el pasado mes de abril tras mantener relaciones sexuales con Jorge, encarcelado ya en la prisión de Picassent

Sigue leyendo este artículo en El Español

Más información en vídeos 
Comentarios