Abre la puerta del coche y golpea a un motorista que cae y es arrollado por un camión

El vídeo del trágico suceso está siendo de lo más visto
Abre la puerta del coche y golpea a un motorista que cae y es arrollado por un camión
photo_camera Abre la puerta del coche y golpea a un motorista que cae y es arrollado por un camión

Según recoge El Caso, abrir la puerta del coche a la holandesa, así se llama el método más seguro para abrir la puerta del vehículo correctamente y que puede salvar muchas vidas en la carretera. De hecho, un increíble vídeo publicado en las redes sociales ha recordado la importancia de salir del coche sin causar daños al resto de usuarios de la vía.

Un motorista atrapado debajo de un camión al chocar con una puerta

El vídeo que circula por redes sociales ha puesto de manifiesto la importancia de utilizar este método. En las imágenes captadas por una cámara situada en una calle de Cachoerias de Macacu, en Brasil, se puede observar una vía urbana con un carril para cada sentido. A continuación, se ve un camión circulando adecuadamente cuando, de repente, un motorista lo adelanta por el estrecho espacio que queda entre el camión y los coches aparcados en la acera. El terrible suceso pasa cuando un conductor de un vehículo parado decide abrir la puerta sin comprobar antes de que nadie estuviera acercándose por detrás. A causa de esta olvidada acción, la puerta del coche da un fuerte golpe al motorista, que sale disparado de la moto justo cuando pasa el camión y queda atrapado debajo del vehículo, que frena bruscamente. Por suerte, no resultó herido. Sin embargo, también hay que recordar que adelantar un vehículo en un espacio tan estrecho es una negligencia que incumple la normativa de tráfico.

¿En qué consiste el método a la holandesa?

A menudo, cuando bajamos del vehículo, utilizamos erróneamente la mano más próxima a la puerta para hacerlo. El método a la holandesa consiste en abrir la puerta con la mano que se encuentra más alejada, ya que este hecho nos obliga a mirar por el retrovisor. Además, también tenemos que girar el cuerpo y el cuello y eso nos fuerza a fijar la vista por detrás del vehículo a una altura superior del hombro. Gracias a este simple gesto, podemos ver si alguna persona se acerca por detrás. Así pues, el método a la holandesa protege, no sólo a otros usuarios de la carretera —como ciclistas, motoristas o conductores de patinetes— sino que también evita que el mismo conductor del coche sea atropellado al salir del vehículo.

Comentarios