lunes 25.05.2020

El gesto de un médico desde una de las zonas más afectadas por el coronavirus

"Parece que no dice nada, pero lo dice todo"
El gesto de un médico desde una de las zonas más afectadas por el coronavirus
El gesto de un médico desde una de las zonas más afectadas por el coronavirus

Según recoge el HuffPost, el COVID-19 ha roto por completo el día a día de millones y millones de personas en todo el mundo que se encuentran encerradas en casa evitando una mayor propagación del virus. Las rutinas de ir a trabajar, al colegio o a un bar con amigos se han visto detenidas temporalemente para intentar controlar la pandemia.

A pesar de que día tras días se vean en los hospitales situaciones límite y como médicos y enfermeros que no dan para más, sigue habiendo gestos que emocionan y que sacan una sonrisa en medio de toda esta tempestad.

En un simple descanso de trabajo, Christian Mongiardi, un médico intensivista italiano, regaló una de las imágenes de la cuarentena. Y lo hizo en el hospital de una de las zonas más afectadas del mundo: Varese, situada en la región de la Lombaridia, considerada epicentro del coronavirus en Europa.

Este doctor de 38 años había terminado el pasado sábado 28 de marzo uno de sus turnos de trabajo cuando junto a otros compañeros bajó a por un bocadillo a la cafetería, relatan desde el hospital a El HuffPost. Mongiardi, como apasionado de la música y exidirector de un coro, vio un piano y se lanzó a hacer arte con sus dedos.

Durante unos minutos interpretó las famosas canciones de Queen Don’t stop me now y Crazy little thing called love. Temas que traducidos al español significan No me detengas ahora y Una pequeña cosa llamada amor. Toda una declaración de intenciones en medio de una situación límite. El vídeo, grabado por una enfermera del hospital y publicado en la cuenta de Facebook Asst dei Sette Laghi (el sistema de la región de la Lombardía y nacional) lleva más de 200.000 reproducciones solo en este perfil.

Mongiardi, que en un principio no estaba destinado a tratar casos de COVID-19, se ofreció como voluntario para analizar mediante su conocimiento de aparatos de ultrasonidos el funcionamiento de los órganos vitales.

En declaraciones a Il Corriere della Sera, el doctor afirma que no dudó en apuntarse como voluntario y dedica la canción a todos sus compañeros: “Me gustaría dedicar la canción a todos mis colegas y trabajadores de la salud que están haciendo todo lo posible para ganar la batalla”.

Gianni Bonelli, el director de Asst dei Sette Laghi, aseguró que Mongiardi no podría haber elegido una canción mejor: “Parece que no dice nada, pero lo dice todo. Mezcla el estímulo y el espíritu necesario y la tensión que se libera”.

“Es un gesto que expresa toda la pasión que lo anima y que comparten nuestros sanitarios: están haciendo cosas extraordinarias con el único propósito de salvar vidas y devolver a los pacientes a sus familias y a sus casas”, añadió.

Más información en vídeos 
Comentarios