viernes 23/4/21

Un matrimonio, cuya madre es enfermera, y todos sus hijos, positivo en coronavirus

El Hospital General de Albacete sube un 160% los puestos de UCI, al pasar de 30 a 78
Un matrimonio, cuya madre es enfermera, y todos sus hijos, positivo en coronavirus

Según recoge El Caso, el confinamiento ha sacudido con fuerza la vida de millones de personas en todo el Estado. Las familias tienen que hacer malabares para gestionar sus nuevas vidas confinadas en casa, aunque a veces la situación puede ser muy complicada. Es el caso de la familia Cebrián Gervas: un matrimonio y sus 11 hijos.

En total, los trece miembros de esta familia se encuentran confinados en su casa de Valladolid. Su circunstancia es muy singular: todos están infectados de coronavirus.

Los hijos de Irene Gervas tienen entre 14 años y 18 meses. Ella fue la primera en caer enferma: el 14 de marzo "empezó con conjuntivitis". Después de que empezara a desarrollar los síntomas típicos del covid-19, su hermana y su padre, que son médicos, la convencieron para que solicitara una prueba, según informa el Diario de Castilla y León.

"En 4 horas supimos que había dado positivo", ha explicado Irene. Según ella, cuando le dijeron que se tenía que aislar se puso a reír porque ya sabía de que "el virus flotaba por la casa". Y es que su marido ya se empezaba a encontrar mal", de forma que intuyeron que la infección en el resto de la familia era inminente.

Según ha explicado Irene al rotativo castellano, ella y su marido sufrieron unos síntomas similares "a las típicas gripes antiguas", aunque sus hijos fueron casos más leves: vómitos "en escopeta" y diarrea. Dos de los niños más pequeños tuvieron unos sintomatología más fuerte, aunque en un día o dos se recuperaron.

La madre de esta extensa familia explica que tiene "lejía en los baños" por contrarrestar la enorme carga viral que circula por la casa. Y es que hace dos semanas que el coronavirus llamó a la puerta de su hogar, y todavía están sufriendo los efectos.

Irene es enfermera, y gracias a sus conocimientos ha podido hacer frente a la situación de crisis que se está viviendo en su familia. Ha podido atender las necesidades de sus hijos cuando estaban enfermos, aunque también ha recibido la ayuda de familiares. Su hermana se pone "todas las mañanas a las 9 de la mañana a hacer deberes durante dos o tres horas por Facetime" con los niños, por ejemplo.

Además, la madre de Irene hace muchos días la comida para su familia, y su hermano se la lleva "con guantes y mascarilla, y nos la deja al suelo del garaje", explica la mujer.

Varios vecinos de la familia Cebrián Gervas e, incluso, el alcalde de la localidad donde viven les han transmitido su preocupación y les han ofrecido ayuda.

Por su parte, Irene, su marido y sus 11 hijos encuentran alivio en su fe en estos tiempos tan difíciles que están viviendo. "Es lo que mejor nos funciona", explica la mujer. Escuchan la misa casa día por la mañana en la televisión, y por las tardes rezan. Esto les aporta una gran paz y ayuda, según explica.

Dos de sus hijos, que son gemelos, tenían que hacer la Primera Comunión en los próximos meses. De momento, todavía no se sabe si la podrán celebrar, aunque los niños y la familia preparan la catequesis a través de YouTube. Lo cierto es que gracias a la tecnologíalos Cebrián Gervas pueden, en la medida de lo posible, hacer las actividades de su vida cotidiana.

Irene apunta que esta situación que les ha tocado vivir los ha unido a todos más que nunca. "Lo que ha conseguido el coronavirus es que se ordene todo. Las familias estamos normalmente un poco rotas; vamos corriendo a todas partes, del trabajo a la escuela, de la escuela a casa. No tenemos tiempo para nada. Esto nos está sirviendo para escuchar más a nuestros hijos y a parar un poco", ha explicado.

Comentarios