lunes 25.05.2020

Pierden el cadáver de Manuel, un hombre muerto por coronavirus en el Hospital

Su familia lo ha localizado tras seis días de búsqueda
Pierden el cadáver de Manuel, un hombre muerto por coronavirus en el Hospital
Pierden el cadáver de Manuel, un hombre muerto por coronavirus en el Hospital

Según recoge El Caso, Manuel Pérez tenía 75 años, el lunes pasado, 23 de marzo, moría en Madrid a causa del coronavirus. Su familia ha tenido que buscar su cuerpo durante seis díasporque la aseguradora no les dijo dónde estaba. Finalmente lo han localizado en el Palacio de Hielo que la Comunidad de Madrid utiliza como depósito de cadáveres desde hace una semana.

La familia de Manuel ha sido cerca de una semana buscando su cuerpo. Su hijo, Luis Antonio, explica al periódico El Mundo que el dolor por la muerte del padre en este caso "se multiplica por mil porque no es que no te puedas acercarte a él, es que no puedes ni llorarlo porque lo han perdido, no saben dónde está".

Manuel Pérez empezó a tener fiebre hace 20 días. Tenía un seguro de muerte con la empresa Santa Lucía. Ni ellos, ni los tanatorios de Parla, Torrejón de Ardoz y Móstoles, ni tampoco el Hospital Universitario de La Paz de Madrid supieron decir a la familia donde estaba su cuerpo, estaban totalmente desbordados por la cantidad de cadáveres provocados por el Covid-19.

Luis Antonio asegura que no han tenido ninguna otra vía que "denunciarlo públicamente, porque nadie nos hacía caso,", y añade: "Es increíble que pasen estas cosas en pleno siglo XXI".

La pesadilla acabó dos horas después de que se hiciera público el drama de esta familia, fue el Ejército quien los informó de que el cuerpo de Manuel estaba en el Palacio de Hielo.

El lunes 23 de marzo, moría Manuel Pérez: "A las 11 de la mañana nos llamaron para informarnos de su muerte", explica su hijo. "Mi hermana habló con la aseguradora Santa Lucía y se lo comunicó. Yo fui al hospital de La Paz para recoger sus pertenencias y los pedí que quería ver el cuerpo de mi padre, pero me dijeron que no".

A partir de aquí, la aseguradora deriva el caso a otra empresa, Albia Servicios Funerarios, que es la que se pone en contacto con la familia, advirtiéndoles, sin embargo, que están superados por la situación. Luis Antonio sigue su relato: "Nos dicen que la incineración tardará de cinco a siete días y que tengamos paciencia".

Aquel mismo lunes les dicen que llevarán el cuerpo de Manuel a los tanatorios de Parla o Móstoles. Al día siguiente, el martes 24, les admiten que no saben dónde está el cuerpo. La pesadilla continúa y 24 horas después la familia hace un llamamiento a los tanatorios y la respuesta de todos es la misma: no saben nada y cuando se enteren, lo comunicarán. La familia, dice Luis Antonio, lo tiene claro: "Han perdido el cuerpo".

Llega el jueves, otra hija de Manuel escribe directamente un mensaje a Santa Lucía: "Estamos destrozados. Les ruego que nos digan alguna cosa por favor". La respuesta por parte de la aseguradora es que a ellos les pasa lo mismo, que están buscando el cuerpo de Manuel y que no han podido localizarlo. Y lo más sorprendente, le dicen a la hija que cuando los llamen de la funeraria, les tienen que exigir que les digan dónde está. Luis Antonio se hace cruces: "¿Cómo demonios pueden contestarte eso? ¡Son ellos los que tienen que saberlo!".

Viernes, la familia, vuelve a llamar en los tanatorios de Móstoles, Parla y Torrejón, pero ninguno de ellos los dice nada. Está en el Hospital de La Paz de Madrid donde les explican que es posible que hayan trasladado el cuerpo de Manuel en el depósito de cadáveres que se ha adaptado al Palacio de Hielo. Es entonces cuando, después de seis días, localizan el cadáver de Manuel Pérez.

Ahora la familia se está asesorando legalmente, incluso se ha montado una plataforma de afectados por el coronavirus, para denunciar los hechos y reclamar sus derechos.

Manuel ingresó en el hospital el pasado 9 de marzo después de tres días de fiebre. El lunes 23 se convertía en una de las 6.500 víctimas españolas de coronavirus. Luis Antonio, su hijo, lamenta: "La muerte cuesta aceptarla, pero encima que lo pierdan... Es insoportable".

Más información en vídeos 
Comentarios