sábado 11.07.2020

Laura, una joven enfermera con coronavirus: "La gente va al hospital a morir sola"

Su desgarrador mensaje hacer llorar a media España
Laura, una joven enfermera con coronavirus: "La gente va al hospital a morir sola"
Laura, una joven enfermera con coronavirus: "La gente va al hospital a morir sola"
Según recoge El CasoLaura Olmedo tiene 34 años, hace 13 que trabaja de enfermera de quirófano en el Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalà d'Henares (Madrid). Desde hace una semana no puede trabajar porque le diagnosticaron que tenía coronavirus después de hacerle el test.

Laura es una de los 5.400 profesionales sanitarios que han sido contagiados por el Covid-19 desde el inicio del brote en España, según cifras del Ministerio de Sanidad. En su caso, los síntomas fueron fiebre, una baja saturación de oxígeno y tos. Afortunadamente no tiene neumonía y por eso está en cuarentena en su casa.

"Desde muy pequeña supe que quería ser enfermera, ayudar a la gente y ahora siento rabia", explica Laura, que dice que lo que lleva peor es no poder seguir "en primera línea, a pie de cama". Ahora, desde casa, lo canaliza todo a través de la escritura.

Y es que Laura explica y hace público todo lo que ha vivido estos días a través de su bloc, dondeestalaura.com. Un bloc que empezó para opinar sobre musicales, obras de teatro y acontecimientos. Lo que no se habría imaginado nunca es que se convertiría en un espacio para hablar de esta terrible pandemia mundial.

Laura explica su historia para que llegue a quién lo pueda necesitar, pero también para denunciar la falta de recursos con los que trabaja el personal sanitario.

Asegura que hasta la semana pasada, antes de que le diagnosticaran que tiene coronavirus, ha pasado momentos muy difíciles, que no se parecen en nada de lo que había vivido antes: "He visto cosas que me han dejado en shock, que nunca quiero volver a ver, grabadas en mi retina", escribe en su bloc. Y continúa: "He visto tomar decisiones que nunca se tendrían que tomar y por primera vez en toda mi carrera he salido llorando del trabajo de impotencia".

En uno de sus puestos explica que les han puesto ayuda psicológica por teléfono por si la necesitan "porque estamos viendo cosas para las cuales no estamos preparados. En nuestra profesión luchamos con la muerte pero no a estos niveles". Su testimonio es conmovedor y muy duro: "La gente viene a morir sola, no se puede despedir de sus familias y a mí se me ha roto el alma".

El hospital donde trabaja Laura Olmedo, el Príncipe de Asturias de Alcalà d'Henares, se convirtió en uno de los primeros de la Comunidad de Madrid que tuvo que derivar pacientes en otros centros porque habían llegado al máximo de su capacidad. Es por eso que insiste en la importancia de que los ciudadanos se queden en casa para contener la expansión del Covid-19, y de esta manera no colapsar el sistema sanitario.

Laura se enrabia cuando escucha  o lee que se están imponiendo multas y haciendo detenciones porque se incumplen las normas de confinamiento y observación: "Esto no es un juego".

Su deseo, dice en su bloc, es volver a su puesto de trabajo lo antes posible y "no parar de luchar". Mientras no lo pueda hacer seguirá escribiendo y explicando su historia, en su nombre y en la de todos sus compañeros que "siguen en pie".

Más información en vídeos 
Comentarios