Lo que le ha ocurrido a una empleada de supermercado indigna a cientos de personas

"Está pasando los peores días de su vida"
Compra,supermercado,servicios,ipc,tienda,precios,consumo,cesta,alimentos,
photo_camera Lo que le ha ocurrido a una empleada de supermercado indigna a cientos de personas

Según recoge el HuffPost, los trabajadores de los supermercados son uno de los colectivos que con más fuerza están sufriendo la crisis del coronavirus: son claves y deben seguir trabajando, pero están expuestos al contagio y el trabajo se ha multiplicado por la incesante presencia de clientes.

En ese contexto, la usuaria de Twitter @de_infantil ha relatado la situación que está viviendo un familiar suyo que trabaja en una tienda de Lidl y que ha indignado a cientos de personas.

Según cuenta, su prima está pasando los peores días de su vida por el trabajo y la presión a la que está sometida. “Todo el mundo, compañeros y jefes están muy nerviosos. Pero la peor parte se la dan los clientes”, comienza diciendo, antes de relatar una situación en concreto.

De acuerdo con su relato, una clienta fue al supermercado únicamente para comprar un paquete de pipas peladas. Otra, subraya, se llevó sólo un paquete de discos desmaquillantes. En ese momento, la cajera le dijo que eso no es un producto de primera necesidad y le pidió que fuera más considerada porque se estaba arriesgando a un contagio.

“Señora que se cabrea, e insulta a cajera. Cajera que se levanta y se va. Porque no puede más”, cuenta la usuaria, que destaca que esa situación es constante.

“Siguiente señora X con seis latas de cerveza. Y detrás sin ningún tipo de disimulo el marido con un bote de limpiador para el water. Mi prima se calla. No dice nada. Pero todo eso que se traga se le va clavando. Tiene que reponer y descargar con sus compañeros antes de volver a casa”, cuenta.

La usuaria explica que su familiar, cuando llega a casa, se encuentra con tres niños que no han parado y un marido agotado. “Me llama llorando. La situación le supera. El marido se ha quedado parado. No podrán pagar la hipoteca. Ella tiene media jornada. Cuando llega a casa se desnuda en la calle. Deja los zapatos en la calle. Tiene miedo a traer el virus a casa. La próxima vez que vayáis al súper a comprar, acordaos de las primas Ana, que hay muchas”, zanja.

Comentarios