domingo 29/11/20

Las aplicaciones para desnudarse por dinero, el negociazo de la cuarentena para muchos

Cada vez cuentan con más usuarios españoles
Las aplicaciones para desnudarse por dinero, el negociazo de la cuarentena para muchos
Las aplicaciones para desnudarse por dinero, el negociazo de la cuarentena para muchos

Según recoge El Caso, el confinamiento, la primavera y la crisis económica que se nos viene encima son un cocktail explosivo que han encontrado en las redes sociales su mejor salida. Si ligar en tiempos de coronavirus se ha complicado bastante, lo que sí nos está permitido, ya sea desde un balcón o desde nuestro teléfono móvil, es mirar. Y, sobre todo, ser visto. Si además nos pagan por ello, mejor que mejor. 

Al menos eso deben pensar los cerca de ocho millones de usuarios de OnlyFans, una plataforma social surgida hace unos años en Reino Unido que está triunfando en España durante la cuarentena gracias a la publicidad que le han hecho algunas conocidas actrices porno patrias. 

De hecho, una de las particularidades de esta web y app es que no sólo sirve para ver caras conocidas, sino incluso al vecino o la vecina de al lado en poses la mar de sensuales, e incluso ir poco más allá siempre que sueltes la mosca. 

Porno casero y local

Si antes nos parecían muy punk las parejas que se filmaban practicando sexo a lo gonzo, en casa, con la cámara y poco más, ahora más de 70.000 usuarios de la plataforma Onlyfans son creadores. Lo que equivale a decir que suben vídeos y fotos de desnudos, y lo que surja. Y además, ganan dinero. 

"Me va súper bien. Tengo los fieles que cada mes se registran y con los que mantengo largas conversaciones por el chat. Y luego están los esporádicos, que me piden que les haga algún tipo de vídeo que les interesa ver o los que no me hablan. Sólo entran a ver los vídeos y ya", explica la joven actriz porno Carolina Abril a El Mundo. 

Una de las ventajas que ven sus usuarios, que tanto se exhiben como miran, es que no hay por qué justificar los desnudos, como ocurre en otras webs. El sexo es el corazón, los pulmones -y todo lo demás- de OnlyFans, y muchos usuarios aprovechan sus otras redes, como Twitter, para anunciarse. 

Con suscripciones mensuales que pueden llegar a los 45 euros, se estima que los creadores de contenido realmente activos llegan a ganar 5.000 e incluso 50.000 euros. Eso sí, cuando dan el campanazo a escala internacional.  

¿De qué manera afectará a la industria del sexo una plataforma como OnlyFans? ¿Será la respuesta a la crisis para los desinhibidos? Tiempo al tiempo, que de eso vamos sobrados los confinados.

Más información en vídeos 
Comentarios