sábado 14.12.2019

Tiene 15 años y vivió el ataque terrorista en Manchester: desde entonces está en cama

Padece fuertes dolores en todo su cuerpo
Tiene 15 años y vivió el ataque terrorista en Manchester: desde entonces está en cama
Tiene 15 años y vivió el ataque terrorista en Manchester: desde entonces está en cama
Según recoge Informativo Telecinco, Ciaran Danson, un adolescente de 15 años, quedó atrapado en el ataque terrorista de 2017 que se cobró la vida de 22 personas en un concierto de Ariana Grande en el Manchester Arena. No resultó herido físicamente en el ataque, pero desde entonces ha desarrollado un desorden que los médicos creen que podría estar relacionado con el trastorno de estrés postraumático (TEPT).  

Danson, de Liverpool, desarrolló dolores tan severos en la pierna izquierda que no puede soportar que nadie lo toque. El dolor se extendió por todo su cuerpo, dejándolo en silla de ruedas. Posteriormente, el adolescente fue diagnosticado con síndrome de dolor regional complejo (SDRC), que según los médicos fue provocado por el TEPT.

Ciaran está actualmente en cama en el hospital, ingresado en el Alder Hey Children's Hospital en Liverpool. Según MailOnline, la situación de Ciaran lo ha llevado a alucinar sobre los eventos del 22 de mayo de 2017, todavía siente dolor en todo el cuerpo y apenas puede soportar abrazar a su madre.

"Ciaran y su hermana Tegan eran grandes admiradores de Ariana Grande y este fue su primer concierto", explica la madre del niño, Lindsay. "Ciaran me llamó y hubo un fuerte ruido y luego el teléfono se cortó. se separó del grupo en el caos y cayó al suelo y fue pisoteado. Mi madre lo encontró 15 minutos después y estaba en estado de shock", relata. Afortunadamente, Ciaran, su hermana y su abuela sobrevivieron, pero quedaron comprensiblemente traumatizados por el horrible ataque. 

El síndrome de dolor regional complejo es una afección que puede causar molestias extremas que no se alivian. Con mayor frecuencia afecta a las personas después de una lesión previa, como un hueso roto, fractura o esguince, sin daño a los nervios. La dolencia se desencadena cuando el cuerpo reacciona a la lesión con mucha más fuerza de lo habitual, a menudo empeorando el dolor que la lesión original.

La causa del SDRC aún no está clara, aunque se cree que está conectada a nervios en el área afectada que se vuelven más sensibles, incluso si no están dañados, lo que puede cambiar las vías de dolor entre la extremidad y el cerebro. Los golpes o las operaciones múltiples pueden desencadenar la dolencia, pero en uno de cada 10 casos no hay una causa obvia. El único tratamiento para el SDRC es mantener el movimiento de la extremidad o el área afectada a través de fisioterapia, terapias ocupacionales y medicamentos para aliviar el dolor.

Más información en vídeos 
Comentarios