domingo 24/1/21

Teniente Monterde: el héroe español que evitó una masacre de croatas en la guerra de Bosnia

El militar recuerda aquel episodio de hace 25 años, en el que por momentos pensó que era el último de su vida; su compañero, Jesús Diego de Somonte, narra las dificultades la primera gran misión del Ejército en el exterior

Teniente Monterde: el héroe español que evitó una masacre de croatas en la guerra de Bosnia - EL ESPAÑOL
Teniente Monterde: el héroe español que evitó una masacre de croatas en la guerra de Bosnia - EL ESPAÑOL

Según informa Gonzalo Araluce en EL ESPAÑOL, “¡en dos minutos empezamos a disparar!”. El fervor de la guerra se manifestó en su expresión más cruel en un paraje próximo a Konjic, en el corazón de Bosnia. Gritaba un hombre rubio, de unos 30 años, fuertemente armado. Tenía a su mando a cientos de personas que habían jurado fidelidad a Sulman, uno de los cabecillas musulmanes que azuzaban el conflicto. Habían arrasado una aldea y perseguían a 171 croatas que habían conseguido escapar. Querían masacrarlos. Pero se toparon con un joven teniente de la Legión que protegía a aquella muchedumbre. “No vais a hacerlo”, resolvió el militar español, José Luis Monterde de nombre. Expuso su vida para salvar la de otros. Este es el relato del primer héroe que grabó su nombre en una misión internacional del Ejército.

Los tenientes coroneles José Luis Monterde (52 años) y Jesús Diego de Somonte (53) comparten trayectoria militar desde que tienen uso de razón. Ambos estaban destinados en el tercio Alejandro Farnesio de la Legión, en Ronda (Málaga). Ambos eran tenientes cuando España desplegó su primera misión internacional de envergadura -tras el despliegue en el Kurdistán iraquí de 1990-.

Hablamos de Bosnia, de una guerra que sacudía el corazón de Europa. De imágenes que hoy podrían recordarnos a las de los refugiados en Siria o Afganistán. De Monterde y Somonte, dos jóvenes tenientes que hace 25 años se lanzaban a lo más profundo del abismo de la guerra, con la incertidumbre de saber cómo era aquel conflicto que terminaría llevándose la vida de 100.000 personas.

El desembarco en Bosnia

¿Cómo era trasladar a una fuerza de envergadura a una misión exterior? Esa es la pregunta que se planteaba el Ejército español, más acostumbrado a mirar de fronteras para adentro. “Incertidumbre”, resumen los dos militares en conversación con EL ESPAÑOL. Jesús Diego de Somonte fue el primero en partir rumbo a Bosnia, a finales de 1992. José Luis Monterde lo hizo meses más tarde, a principios de 1993.

Somonte casi no pudo despedirse de su mujer, Inmaculada, antes de irse a la guerra:

Sigue leyendo este reportaje completo en EL ESPAÑOL

Comentarios