Mata de un puñetazo en el estómago al bebé de su novia para no tener que criarlo

La novia, embarazada de 7 meses, ha perdido al bebé tras la agresión
Dos ladrones dan una brutal paliza a una embarazada y le rompen el saco amniótico, embarazo, parto, madre, bebé, nacimiento, hijos, 
photo_camera Mata de un puñetazo en el estómago al bebé de su novia para no tener que criarlo

Según recoge El Caso, un joven de 35 años mató al bebé de su novia, que no era su hijo biológico, para no tener que criarlo. Asa Davison le dio un puñetazo y una patada en el estómago, estando la mujer embarazada de siete meses, lo que provocó que, al llegar a urgencias del hospital su hijo naciera prematuramente muerto. Isabelle Irish, de 27 años, ha explicado toda la historia después de que su exnovio fuera encarcelado de por vida, según se dictó sentencia en un juicio en Bournemouth Crown Court, en Bournemouth (Inglaterra, Reino Unido). Según ha explicado Daily Mail, el hombre mostró resentimiento hacia ella y su hijo porque su ex era el padre.

Al asesino del bebé le molestaba la posibilidad de alimentar y criar al hijo de otro hombre

Durante el juicio, que empezó el pasado diciembre, justificó la muerte a golpes del bebé a punto de nacer: le molestaba la posibilidad de alimentar y criar al hijo de otro hombre. "No me importa tu bebé", fue el audio que Davison envió a Irish y que dio el argumento necesario a la mujer para que explicara toda la historia. "Asa me hizo creer que iría a cuidar de mí y de mi bebé, pero es evidente que estaba resentido y se tomó las cosas por sus propias manos", aseguró la víctima.

El bebé, de hecho, llegó de la forma más inesperada en diciembre del 2019. Irish no sabía que estaba embarazada cuando empezó a conocer e inició la relación con Davison. "Nunca había conocido a un chico que me hiciera oír tan especial", explicó la chica con respecto a cuándo empezaron a salir. No obstante, el deslumbramiento duró poco: una semana después se dio cuenta de que estaba engordando, se preocupó y fueron a ver al médico. El resultado: estaba embarazada de dos meses. "Asa y yo solo habíamos salido una semana y todavía no habíamos dormido juntos, lo que significaba que el bebé era de mi ex", sentenció la joven.

Los problemas empezaron a los siete meses de embarazo

"Asa me cogió la mano y me dijo que todo iría bien", siguió declarando la mujer, según el medio citado. A todo esto, su expareja al conocer que podía ser padre no quiso saber nada del bebé. Davison entre los dos y cinco meses de embarazo fue muy atento, hasta que fueron a hacer una ecografía que acabó quemando al llegar a casa en una hoguera en el jardín. La chica aseguró que su novio se volvió agresivo y controlador.

En mayo de 2020, Davison empujó a Irish contra una pared y le gritó que el bebé no era suyo. Este fue el primer indicio de cómo iban las cosas y de su cambio de opinión. Ella se escapó de casa. Él la siguió y le dio un puñetazo al estómago, además de golpearla con la bicicleta que llevaba. También la agredió en la cara. "Me golpeó repetidamente en el estómago hasta que me quedé en negro", explicó. Irish, al despertar, sintió una cosa mojada entre las piernas. Al llegar al hospital de Salzbury (Inglaterra, Reino Unido), el bebé nació sin latidos de corazón. Los médicos certificaron poco después su muerte.

Comentarios