jueves 23/9/21

Detenido y a prisión un policía por violar brutalmente y asesinar a una joven de 33 años

Agreden brutalmente a un Policía Local que patrullaba solo en Ciudad Real y fue apuntado con su arma
Detenido y a prisión un policía por violar brutalmente y asesinar a una joven de 33 años

Según recoge El Caso, nuevo episodio en el caso mediático del asesinato de Sarah Everard en Londres. Wayne Couzens, oficial de policía de Met, fue detenido acusado de ser el autor del homicidio y recientemente se ha declarado culpable. Mientras tanto, la policía británica de desmorona: Por ahora ya se han entregado doce avisos por mala conducta a agentes de policía en relación con el caso Couzens.

Sarah Everard, de 33 años, fue encontrada muerta en marzo en Londres. Las cámaras de seguridad fueron claves para acusar al agente Couzens, de 48 años.

Couzens i Sarah aparecen en la grabación

El acusado ha confesado que secuestró a Sarah cuando caminaba hacia su casa. La llevó en un automóvil que él había alquilado.

Las cámaras de seguridad retratan el coche en la acera con las luces de emergencia encendidas. Couzens i Sarah aparecen en la grabación. 

El cuerpo de la joven fue localizado una semana después en una zona arbolada del condado de Kent, en el suroeste del país, y donde fue detenido el agente, que formaba parte del cuerpo de élite parlamentario y diplomático. 

Los investigadores pudieron rastrear la ruta que tomó e identificaron al conductor a través de la empresa de alquiler de autos. El agente ha explicado que se había metido en problemas con una pandilla y que lo amenazaron a él y a su familia y le obligaron a secuestrar a la joven y “otra niña”, relató en la vista judicial. 

"Eran unos completos extraños entre sí"

Couzens se ha declarado culpable del asesinato de Everard en una comparecencia telemática desde la cárcel de máxima seguridad de Belmarsh. En la audiencia estaban presentes cinco miembros de la familia de la fallecida y la comisaria de la Policía Metropolitana, Cressida Dick.

El fiscal Tom Little ha señalado en el juicio que el agente de Policía "no se había encontrado previamente" con Everard, "no la conocía y no tuvo contacto directo o indirecto con él". "Eran unos completos extraños entre sí", ha añadido. 

En el momento de los hechos, incluso el primer ministro, Boris Johnson, publicó un comunicado lamentando la "violencia, intimidación y misoginia que las mujeres y niñas sufren diariamente" y pidió que se hiciera justicia.

El juez que juzga el caso, Adrian Fulford, ha aplazado la sentencia para después de otra audiencia de dos días que comenzará el 29 de septiembre, que tendrá lugar después de que el tribunal discuta los precedentes legales para las condenas a cadena perpetua.

Comentarios