Al menos 3 muertos y decenas de heridos tras embestir un vehículo a una multitud

Un joven de 31 años que conducía el vehículo ha sido detenido
En la imagen de archivo varias ambulancias desplazadas ante una emergencia
photo_camera En la imagen de archivo varias ambulancias desplazadas ante una emergencia

Al menos tres personas murieron y veintiuna resultaron heridas este lunes en Monrovia durante las celebraciones por la victoria electoral del líder opositor de Liberia, Joseph Boakai, cuando un vehículo embistió contra una de las multitudes, informó hoy a EFE la Policía.

"Tenemos en nuestras manos el informe del Hospital John F. Kennedy (el principal de Liberia) que confirma la muerte de tres personas, mientras que veintiuna personas están heridas graves", dijo a EFE el portavoz de la Policía, Moses Carter.

El incidente ocurrió en los alrededores de la sede del Partido Unidad (UP) de Boakai, después de que las autoridades electorales confirmasen su victoria en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del pasado día 14 con el 50,64 % de los votos, imponiéndose así al presidente saliente y exestrella del fútbol mundial, George Weah, que se llevó el 49,36 % del sufragio.

Allí, una furgoneta embistió a la multitud a alrededor de las 22.00 hora local (misma GMT).

"Hemos arrestado a un hombre de 31 años, propietario de la camioneta y que conducía en el momento del accidente. Está llevándose a cabo una investigación", confirmó a EFE el portavoz policial.

La multitud enojada quemó de inmediato el vehículo.

El secretario general del UP, Amos Tweh, señaló en una entrevista en una radio local que cree que "se trata de un asesinato calculado de nuestros seguidores", si bien pidió paciencia hasta que la Policía anuncie las conclusiones de su investigación.

Pese a que la derrota de Weah aún no era oficial el pasado viernes, el exfutbolista la admitió entonces con un mensaje dirigido a la nación para felicitar a Boakai, después de que las autoridades electorales computasen los votos del 99,58 % de los 5.890 centros de votación.

"Este es un momento para ser amables en la derrota y poner a nuestro país por encima de mi partido y al patriotismo por encima del interés personal", dijo Weah.

Weah hizo estos comentarios en un país aún marcado por las cicatrices de dos guerras civiles (1989-1997 y 1999-2003) por el poder político, que dejaron más de 250.000 muertos.

El mandatario saliente, de 57 años y al frente de la Coalición para el Cambio Democrático (CDC, en inglés), buscó su reelección pese a un primer mandato marcado por la crisis económica y acusaciones de corrupción contra el Gobierno.

Por su parte, Boakai, de 78 años y jefe del UP, se presentó como un político experimentado capaz de resolver los problemas que su rival no ha atajado.

Ambos candidatos se enfrentaron también en las urnas en las elecciones presidenciales de 2017, cuando ganó Weah.

Comentarios