Secuestra a la hija de 13 años de su pareja y amenaza con matarla: abatido a tiros

Los agentes de la Guardia Civil se han visto obligados a dispararle
Guardia Civil, patrulla, crimen, asesinato, cadáver, reyerta, agentes, 
photo_camera Secuestra a la hija de 13 años de su pareja y amenaza con matarla: abatido a tiros

Según recoge El Caso, la Guardia Civil tuvo que disparar contra un hombre que tenía retenida a la hija de 13 años de su pareja y amenazaba con matarla clavándole un destornillador en el cuello. El incidente tuvo lugar al mediodía, en el municipio de Arucas de Gran Canaria, cerca de Las Palmas. El hombre tenía una requisitoria judicial por un caso de violencia de género, y los agentes iban a detenerlo. En un desesperado intento para evitarlo, cogió a la adolescente, la hizo entrar al coche e intentó escapar, chocando con el coche patrulla.

La proximidad de los agentes, que consiguieron que parara el coche, hizo que se pusiera violento con la chica, cogiéndola con fuerza y poniéndole un destornillador en el cuello, con el que decía que la mataría si no lo dejaban marcharse. La gravedad de la situación requirió la participación de más patrullas, y el hombre acabó rodeado.

Abatido de un tiro

El hombre se ponía cada vez más violento, profiriendo insultos y amenazas de muerte también hacia los policías. Viendo su estado de nerviosismo, y temiendo que pudiera hacer daño realmente a la chica, un guardia civil le disparó en la pierna con su arma reglamentaria, consiguiendo abatirlo. A raíz del disparo, el sospechoso soltó el destornillador y dejó ir a la chica, que, afortunadamente, salió ilesa del incidente.

Después de recibir una primera atención médica por parte de los sanitarios desplazados hasta el sitio, y antes de evacuarlo al hospital, los agentes detuvieron al hombre, quien, además, estaba en busca y captura por quebrantamiento de condena. Junto con él, también arrestaron a su pareja y madre de la adolescente, por un delito de atentado contra los agentes de la autoridad, así como una tercera persona que estaba con ellos y que también tenía una requisitoria judicial vigente, y los dos fueron trasladados a comisaría.

Comentarios