Le amputan manos y pies tras sufrir la picadura de una pulga: pensaba que era gripe

El joven de 35 años acudió al médico al pensar que estaba contagiado de gripe y, horas más tarde, sufrió un shock séptico
Le amputan manos y pies tras sufrir la picadura de una pulga: pensaba que era gripe
photo_camera Le amputan manos y pies tras sufrir la picadura de una pulga: pensaba que era gripe

Según recoge Informativos Telecinco, un joven de 35 años ha sufrido la amputación de sus dos manos y parte de sus pies tras ser víctima de la picadura de una pulga que le trasmitió el tifus.

El protagonista de esta noticia de superación es Michael Kohlhof y, tras pasar varios días en la UCI en los que los doctores no confiaban en que pudiese sobrevivir, poco a poco ha recuperándose de este duro golpe de salud.

La picadura de una pulga le provocó este shock séptico

Como su propia familia explica en un comunicado lanzado a través de las redes sociales, a mediados de junio este hombre acudió junto a su madre a un hospital situado en la localidad estadounidense de San Antonio, en Texas, al creer que se había contagiado de gripe. Tan solo unas horas después de llegar al centro médico, Michael Kohlhof empezó a presentar graves síntomas que le hicieron ingresar en la UCI con lo que los médicos le diagnosticaron un shock séptico.

Buscando qué le había provocado esta situación, los médicos que se encargaban de su caso no dejaban de realizarle pruebas cuando, tan solo un día más tarde de su ingreso, tuvieron que intubarle, administrarle numerosos antibióticos, vasopresores y otros medicamentos para poder mantenerle con vida.

Sin embargo, pese a este gran nivel de medicación sus órganos no respondían y comenzaron a fallar. Tan solo unas horas después, los médicos vieron que lo más probable es que Michael Kohlhof falleciese.

Por eso, le comunicaron a su madre que diese aviso a todos sus familiares y amigos para que pudiesen darle el último adiós. "Milagrosamente, desafiando las probabilidades, el 1 de julio, se le quitó la sedación y abrió los ojos tan solo unos días después", comenta su madre en el mensaje lanzado a través de las redes sociales.

Tras retirarle la respiración mecánica, los médicos descubrieron qué le había provocado este grave estado de salud. Comprobando los resultados de todas las pruebas y análisis, el equipo médico diagnosticó que Michael Kohlhof había sufrido una grave sepsis provocada por la picadura de una pulga que le había contagiado de tifus.

Ha sufrido la amputación de sus dos manos y de parte de sus pies

Esta picadura le había provocado una severa gangrena en sus manos y pies por lo que el equipo médico tuvo que verse obligado a amputarle sus dos manos hasta la altura de los codos y parte de sus pies. Una vez realizadas estas amputaciones, la situación del paciente comenzó a mejorar considerablmente.

No obstante, Michael Kohlhof tendrá que enfrentarse a más operaciones y tratamientos para recuperarse de las secuelas que le ha dejado esta picadura de pulga. Pintor de profesión, cuidador de mascotas y voluntario de varias causas sociales, Michael Kohlhof ha visto que su vida ha pegado un cambio de 180 grados al sufrir dichas amputaciones.

Por eso, su familia ha lanzado una recogida de fondos para cubrir los costos gastos médicos y la nueva vida a la que tendrá que hacer frente. Familiares suyos como su hermano y su madre han querido hacer este caso publico. Según el testimonio de estos familiares, Michael Kohlhof sufrió la picadura de esta pulga cuando se trasladó hasta Texas para cuidar a su madre convaleciente.

Ahora, es ella la que tiene que cuidar de él al no ser todavía independiente, estar ingresado y haber sufrido la amputación de sus dos manos. Su hermano es uno de los grandes pilares de la vida de Michael Kohlhof. Durante estos días ha intentado no separarse de él y animarle cada vez que estaba de bajón.

Él mismo revela que una de las preocupaciones que tiene ahora mismo Michael Kohlhof es cómo volverá a trabajar o a pintar sus cuadros. Buscando la manera de ayudarle y animarle, su hermano le ha asegurado que su inspiración y su capacidad artística se encuentra en su cabeza por lo que ahora tendrá que buscar la manera de plasmar dicho arte a través de otros medios. Sin lugar a dudas, el caso de Michael Kohlhof es uno de los que causa gran sorpresa y admiración al ver la capacidad de resiliencia que tiene este paciente.

Comentarios