Secuestran a un bebé y pedían un rescate: unos amigos de sus padres, detenidos

El bebé ha permanecido secuestrado durante cuatro días en una finca junto a las personas que le raptaron
Finge su propio asesinato después de que su marido contratase a un sicario para matarla, detenido
photo_camera Secuestran a un bebé y pedían un rescate: unos amigos de sus padres, detenidos

Según recoge Informativos Telecinco, la Policía colombiana ha anunciado que, por fin, han logrado rescatar a Erik Matías Gómez Manosalva, un bebé de 18 meses que había sido secuestrado por grupos ilegales a finales de noviembre. En concreto, el secuestro del niño se produjo el pasado lunes 28 de noviembre en el departamento caribeño de Cesar, según ha informado el presidente de Colombia, Gustavo Petro.

"Rescatado el niño Erick Mathias Manosalva quien estaba secuestrado en Pelaya, Cesar", informaba Petro en Twitter, donde publicó una foto del menor cargado por un policía en una aeronave de la institución.

El reencuentro del bebé con sus padres

El director de la Policía Nacional, general Henry Sanabria, también ha publicado en su cuenta de Twitter una foto del niño abrazando a su padre y escoltado por miembros de la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión de la institución.

"¡Bienvenido a la libertad! La Policía, en menos de 72 horas, rescató en el Cesar al pequeño Erick Matías de 18 meses. Se realizan los chequeos médicos para verificar su estado de salud. Esta Policía protege con toda su capacidad a los niños y adolescentes de Colombia", informaba el oficial a través de sus redes sociales.

El secuestro de Erick Mathias Manosalva

Manosalva fue secuestrado por delincuentes en la aldea colombiana de San Juan, situada en el municipio de La Gloria (Cesar), cuando estaba con su madre. Antes de llevarse al niño, los secuestradores amordazaron y agredieron a la progenitora a la que, también, amenazaron.

En la rueda de prensa ofrecida por los agentes encargados del caso, Alfonso, uno de los coroneles que han trabajado en el rescate del bebé, ha comentado que fue crucial la denuncia que pusieron tan rápido los progenitores del niño.

Nada más tener constancia del secuestro, los agentes comenzaron a investigar y a buscar cualquier pista que pudiera dar con el paradero del menor o con la identidad de los secuestradores. Fue entonces cuando los criminales realizaron varias llamadas a la familia del pequeño pidiendo dinero para la liberación del bebé.

“Se realizaron tres llamadas, en la primera fueron claros en pedir 100 millones de pesos por liberarlo. Eso nos abrió toda la línea de investigación”, ha informado el coronel encargado de la investigación.

La detención de los secuestradores

Tras analizar las llamadas que recibieron los padres del bebé, los investigadores descubrieron que los secuestradores del niño pertenecían al círculo cercano de la familia ya que sabían datos muy concretos e íntimos de la familia.

"A la familia le habían hecho una especie de estudio de seguridad y económico, lo que nos hizo pensar que los secuestradores podrían ser cercanos al entorno”, comentaron los agentes en la rueda de prensa.

Pasados cuatro días del secuestro, los agentes dieron con el punto exacto del que provenían las llamadas de los raptores. Al parecer, estas llamadas telefónicas venían de una finca muy cercana al domicilio en el que vivía el bebé junto a sus padres.

Durante la operación de rescate fueron detenidos dos hombres y una mujer que al parecer están implicados en el secuestro, así como fueron incautadas un arma de fuego, dos traumáticas y una motocicleta. Según han informado los medios colombianos, estos tres detenidos eran amigos de los padres que habían estado investigándoles durante varios meses.

El bebé ha sido trasladado a un hospital junto a sus padres

"El pequeño de 18 meses fue rescatado por hombres del Gaula (Dirección Antisecuestro y Antiextorsión de la institución) quienes habían desplegado un cerco para dar con su ubicación y regresarlo sano y salvo al seno de su hogar", agregó la Policía en un comunicado.

Las autoridades han estado durante cuatro días buscando al niño y emplearon "importantes recursos técnicos y actividades de inteligencia para dar con el paradero de menor y capturar a los responsables del plagio".

Ahora, Erick Mathias Manosalva se encuentra con sus padres en un hospital colombiano al que ha sido trasladado para comprobar y chequear su estado de salud.

Comentarios