El calvario de una anciana maltratada por su hijo: encerrada en una habitación 3 años

"Socorro que me mata", fue el grito que oyeron los vecinos de la mujer
Policía Nacional, patrulla, agente, detenido,
photo_camera El calvario de una anciana maltratada por su hijo: encerrada en una habitación 3 años

Según recoge El Caso, "socorro que me mata". Los vecinos del barrio de Las Delicias de Valladolid alertaron a la Policía Nacional este domingo después de oír estos gritos de una de las viviendas. Pertenecían a una mujer de 94 años que hacía más de tres que no salía de una pequeña habitación donde la cerró su hijo con quien discutía a menudo por cuestiones de dinero. Las peleas no pasaban nunca de las palabras, pero, este domingo, el hombre de 53 años cogió a la madre del cuello, aplastándola contra la cama con fuerza, porque esta no quiso decirle unos datos bancarios.

Cuando llegaron las patrullas policiales, encontraron a la señora en la habitación, en unas condiciones completamente insalubres, ya que su hijo no dejaba ni siquiera que fuera al lavabo desde hacía 40 meses. El hombre, que se encontraba en el domicilio a la llegada de los agentes, fue detenido inmediatamente y trasladado a dependencias policiales, acusado de un delito de maltrato en el ámbito familiar. Este lunes, sin embargo, el juez decretó su puesta en libertad con cargos.

Más tres años secuestrados en su casa

La Policía Nacional está investigando todavía cómo se originó esta situación, y por qué. Las primeras informaciones apuntan a que se trataría de una cuestión derivada del dinero, ya que fue este el motivo de la fuerte discusión durante la que el hombre casi mata a su madre nonagenaria.

Después de rescatar a la víctima, a los policías la dejaron a cargo de los sanitarios que acudieron al lugar de los hechos, y la trasladaron al Hospital Clínico Universitario de Valladolid para hacerle un reconocimiento médico exhaustivo, para asegurarse de que no sufre ninguna enfermedad a causa de las condiciones de insalubridad total en las que ha estado viviendo durante los últimos tres años. A estas alturas, la mujer continúa ingresada en observación.

Comentarios