Entra en casa de un hombre en silla de ruedas, le rompe los brazos con una muleta y le roba

La Guardia Civil ha detenido al peligroso y violento ladrón de 49 años
La Guardia Civil detiene al hombre que vivía con la joven de 24 años que ha muerto este domingo agredida con un arma blanca en Piedrabuena (Ciudad Real), como presunto autor del ataque que le ha costado la vida - EFE/ Jesús Monroy, detenido
photo_camera Entra en casa de un hombre en silla de ruedas, le rompe los brazos con una muleta y le roba

Según recoge El Caso, un ladrón destroza los brazos a un hombre que iba en silla de ruedas para robarle 1.700 euros en Lújar (Granada). La Guardia Civil ha detenido por robo con violencia a un individuo de 49 años que, presuntamente, se coló en casa de una persona con movilidad reducida, la agredió y se llevó una gran cantidad de dinero que había guardada en dos sobres en la vivienda. Así lo ha informado la Comandancia de Granada, que ha especificado que el asalto se produjo el pasado mes de junio en una finca situada al municipio granadino.

El arrestado, en el momento del asalto a la casa solariega, accedió con una capucha y guantes, todo ello tras romper una ventana. Una vez estuvo dentro, todo parece que sin esperárselo, se encontró con el propietario: un hombre de 67 años y con movilidad reducida. Pero esto no detuvo su planificado robo y la decisión fue clara: lo agredió con una muleta y le rompió los brazos para poder sustraerle dos sobres con 1.700 euros. "Tanto violentos fueron los golpes que le clavó el detenido, que le fracturó los dos cúbitos, le causó una herida profunda en la cabeza y le dejó hematomas en la parrilla costal", tal y como ha precisado la Guardia Civil este sábado.

Ingresado por las heridas en el hospital y el ladrón violento detenido

El propietario de la finca de Lújar necesitó asistencia médica después del agresivo robo que sufrió. Por las heridas que presentaba tuvo que ser ingresado en el Hospital Santa Ana de Motril, también en la provincia de Granada. Mientras tanto, el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Almuñécar (Granada) se hizo cargo de la investigación del robo y los agentes realizaron una inspección ocular en el cortijo y encontraron un teléfono móvil que la víctima no reconoció como suyo. Por lo que hicieron indagaciones con la operadora de telefonía de la tarjeta SIM y averiguaron que pertenecía al sospechoso, un individuo con antecedentes policiales que vive en una finca próxima. Así, los agentes lo pillaron y arrestaron. Ya ha pasado a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Motril.

Comentarios